Una chica de 14 años crea un método barato para depurar agua
Una combinación de ingenio y fuerza de voluntad para no darse por vencida ha llevado a Deepika Kurup, estudiante en la Nashua High School South, en Massachusetts, Estados Unidos, a ganar un importante premio científico de su país. Deepika vio, en la India, a los niños bebiendo agua de los charcos. Decidió que eso no podía ser, que era una injusticia que no podía permitir.

Así, desde ese momento, concentró sus esfuerzos en encontrar una solución a la falta de agua potable, no sólo en La India, sino en el mundo entero. Un objetivo tremendo para sus catorce años. Pero lo ha conseguido. Al menos, ha ideado el método para hacerlo: un sistema de purificación que usa la energía solar y que ha probado, en primer lugar, en el patio de su casa.

La multinacional 3M le ha otorgado, por su invento, el premio al mejor científico joven de 2012, un premio dotado con 25.000 dólares.

El funcionamiento de esta depuradora portátil funciona gracias a la luz del Sol y a óxidos de titanio y zinc, que liberan radicales hidroxilo y superóxidos capaces de degradar la materia orgánica del agua. Según las pruebas que se han llevado a cabo hasta ahora, la presencia de bacterias coliformes con este sistema se reducían hasta niveles aceptables para la salud en menos de ocho horas.

En la actualidad, el método más empleado para la purificación de agua usan lámparas ultravioletas, que tienen dos graves inconvenientes: consumen bastante electricidad y generan residuos. Otra posibilidad es depurar el agua mediante filtros químicos, pero no es una opción realista en países sin recursos ni respetuosa con el medio ambiente.

Una fundación para distribuir el invento

De este modo, el nuevo método ideado por Deepika Kurup consigue depurar el agua utilizando la energía del Sol y sin producir residuos ni usar químicos. En otras palabras, un método barato que se puede usar en cualquier parte del mundo.

Deepika Kurup ya ha solicitado la patente para su invención. La segunda fase de su plan será más difícil de lograr: llevar la nueva depuradora de agua a todas las regiones del mundo donde se necesite. Para ello, quiere crear una fundación. A ningún ser humano debería faltarle agua potable. Se podrían salvar millones de vidas en todo el mundo. ¡Bien por Deepika!