Una familia puede ahorrar 8.000 euros con el autoconsumo energético
¿No se trata de estimular el ahorro, de controlar el déficit, de aliviar la carga a las familias? En España, el autoconsumo eléctrico podría ayudar a cumplir esos objetivos. En la Región de Murcia, en el sureste del soleado país mediterráneo, se ha calculado que el potencial para las instalaciones fotovoltaicas sobre cubierta en las viviendas y edificaciones existentes es de 990 megavatios (MW). Lo que supone más de catorce kilómetros cuadrados.

Este potencial de instalación supondría una producción de energía eléctrica anual de 1.482.180 MWh, lo que equivale al consumo eléctrico de 412.000 hogares al año. Casi medio millón de familias que podrían proveerse de energía limpia y renovable y ahorrar mucho dinero.

Son algunas de las conclusiones del informe Generación Eléctrica Distribuida. Potencial de generación de electricidad fotovoltaica sobre cubiertas en la Región de Murcia, elaborado por el Centro Tecnológico de Energía y Medio Ambiente (Cetenma) y la Fundación Desarrollo Sostenible (FDS) para Aremur, la Asociación Empresarial de Energías Renovables y Ahorro Energético.

Del estudio se desprende que, en una instalación doméstica de 5 kilovatios (kW), el ahorro económico puede superar los 8.000 euros durante la vida útil de la misma, estimada en unos 25 años. La inversión de cada familia sería de entre 8.000 y 10.000 euros, incluidos los gastos de amortización, seguros y mantenimiento.

En toda la Región de Murcia, el ahorro neto alcanzaría los 1.590 millones de euros. El informe asegura que la generación eléctrica distribuida, basada en la tecnología fotovoltaica, resulta más rentable que la compra de energía a las grandes compañías eléctricas.

Murcia es uno de las mejores regiones de Europa para invertir en fotovoltaica, ha asegurado Domingo Jiménez, patrono de la FDS. Los empresarios del sector piden regular por ley las condiciones de acceso de los usuarios al autoconsumo eléctrico.

La instalación de placas solares destinadas al autoconsumo de energía en los municipios murcianos supondría la creación, además, de unos 2.500 empleos para la fase de construcción. A ello se sumarían otros 2.500 puestos de trabajo para las labores de mantenimiento.

La energía renovable es una actividad productiva y no un producto financiero con el que se pueda especular. El impuesto que soportan los pequeños inversores, que hace años decidieron invertir en el sector, es injusto e insolidario. En la actualidad, Murcia es la primera región española en densidad de instalaciones fotovoltaicas, con un total de 378 MW y una densidad de 33,42 kilovatios por kilómetro cuadrado.