Una hiena abandona a sus crías por falta de hábitat
El Parque Nacional de Nairobi tiene una extensión de 117 kilómetros cuadrados. Se encuentra cerca de la capital del país, Nairobi. Es un lugar único, un área reservada donde no está permitido cazar y los animales viven en libertad y en su propio hábitat. Leones, guepardos, rinocerontes y muchos otros animales pueden ser vistos allí. Se calcula que existen más de cuatrocientas especies de aves en la zona.

Una de las partes que componen el Parque Nacional de Nairobi es el orfanato de animales. Como su propio nombre indica, es una instalación donde recuperan y crían a animales que han perdido a sus padres. Una de las últimas incorporaciones han sido unos cachorros de hiena rayada, una de las muchas especies en peligro de extinción de la sabana africana.

Su madre les abandonó y hoy son huéspedes del orfanato de animales del Parque Nacional de Nairobi, a cargo del Servicio de Vida Salvaje de Kenia que vela por su futuro. El problema principal de Kenia es la pérdida del hábitat, de zonas donde los animales puedan sobrevivir sin problemas. En el caso de las hienas, se están quedando sin lugares donde cavar sus madrigueras y ocultarse. Sin un lugar donde sentirse protegidos, los animales cambian su comportamiento, que se vuelve extraño, y suceden casos como éste: que la madre abandona a sus cachorros.

Estos cachorros miden poco más que un palmo y nunca podrán volver a su hábitat natural, ya que no van a aprender a cazar y sería imposible que sobrevivieran en estado salvaje. Los responsables del orfanato no pueden enseñarles está esencial actividad. Sólo pueden cuidar de las hienas, alimentarlas y esperar que los visitantes del orfanato del Parque Nacional de Nairobi aprendan algo de esta situación.

Criar a animales abandonados es un reto para los expertos. Supone emplear mucho tiempo y no poco dinero. Por eso, algunos ecologistas dicen que sería mejor emplear ese esfuerzo y ese dinero en conservar la naturaleza salvaje donde los animales tienen más posibilidades de sobrevivir.