Una isla de plástico en el Mediterráneo
Según un informe presentado por la asociación medioambiental italiana Legambiente, existe una isla de basura plástica en el Mediterráneo similar a la ya famosa del océano Atlántico. Este informe señala que, sólo el archipiélago de la Toscana, se recogieron en unas horas cuatro kilómetros de residuos, de los que el 73% eran bolsas de plástico. En el resto del Mediterráneo, la situación no es mucho mejor.

La asociación ecologista italiana afirma que el mar Mediterráneo contiene unas quinientas toneladas de residuos plásticos. Otras instituciones como el Instituto Francés de Investigación sobre la Explotación del Mar y la Universidad de Lieja, en Bélgica, sostienen que la mayor concentración se encuentra en el norte del Mar Tirreno y cerca de la isla de Elba.

Stephen Ciafani, director científico de Legambiente, ha dicho que Italia es un país doblemente expuesto al problema del plástico y a la dispersión de las bolsas por la borda de las embarcaciones. Además, es el primer país en utilizar bolsas de plástico desechables, ya que vende el 25% del total de toda Europa.

Los problemas más graves que puede causar esta acumulación de bolsas de plástico son los daños que causan en la vida marina, sobre todo, a los mamíferos. Un caso especial es el de las tortugas marinas, que confunden las bolsas con medusas y quedan atrapadas. Según la Agencia de Protección del Medio Ambiente del PNUMA de Suecia, 115 especies de mamíferos están en peligro de ahogamiento por la ingestión de residuos marinos. Además, se calcula que un millón de aves mueren cada año por asfixia producida por bolsas de plástico.

Pero la situación del resto de mares y océanos del planeta no es mucho mejor. En las cercanías de los puertos chilenos, por ejemplo. el 87% de los desechos flotantes son residuos plásticos, mientras que frente a las costas de Japón llegan a constituir el 76%. Si no se pone freno a esta situación, los destinos turísticos de la costa mediterránea serán un mar de plástico en vez de agua.