Una revolucionaria tecnología crea un cielo artificial en interiores
¿Imaginas una lúgubre habitación interior inundada de repente por la luz natural? ¿Y cómo te quedarías si esa luz viniera de una gran ventana que apareciera el techo, también de repente? No, no es ciencia ficción, pero casi. Esta maravilla es posible gracias al proyecto Coelux, capaz de crear una ventana de última generación que lleva los beneficios de la luz natural a las personas que pasan largo tiempo en espacios interiores de todo tipo.

El software de simulación de la luz natural por ordenador de este proyecto financiado por la UE es de la española Next Limit Tecnologies, ganadora de un Óscar técnico en 2008 por su tecnología Real Flow. Como puede verse en las imágenes, Coelux trae la luz natural a habitaciones interiores, a espacios subterráneos como el metro, oficinas, fábricas, garajes, aparcamientos, centros comerciales, museos o cualquier otro lugar que no reciba la luz del sol.

Sofisticada iluminación LED

Y lo hace con gran realismo, beneficiando a las personas que no reciban suficiente luz solar por cuestiones de trabajo, de vivienda o de punto geográfico donde se habite. Gracias a la recreación de los efectos visuales y físicos de la luz natural podría pasarnos alto tan increíble como estar sentados en una habitación sin ventanas y sentir el sol brillando en la cara.

Una revolucionaria tecnología crea un cielo artificial en interiores
La atmósfera queda transformada con esta ventana de alta tecnología que utiliza una sofisticada iluminación LED, incorporando un sistema óptico que se sirve de la nanotecnología para reproducir el espectro de luz solar. Sus creadores explican que se logra crear la sensación de distancia entre el cielo y el sol además del típico efecto óptico de dispersión que producen las moléculas de la atmósfera sobre la luz solar, creando el característico color azul del cielo.

Si todo va según lo previsto, esta tecnología empezará a comercializarse a finales de 2014 ofertando tres opciones al usuario, que podrá disfrutar de la luz del Norte de Europa, del Mediterráneo y del Trópico. ¿Alguien da más?