Universidades de EE UU se unen por la eficiencia energética
Lo que Estados Unidos no se apoya desde la Administración Pública, muchas veces se ve compensado por la iniciativa privada y por las universidades. Las principales universidades estadounidenses se han unido en un proyecto verde llamado Billion Dollar Green Challenge. Con este acuerdo se han comprometido a invertir mil millones de dólares (unos 725 millones de euros) para financiar proyectos que mejoren la eficiencia energética.

Universidades tan célebres como Harvard, Stanford o Arizona State ya han confirmado su participación y también la aportación de fondos. Apoyan la iniciativa otras organizaciones sin ánimo de lucro como The David Rockefeller Fund, Wallace Global Fund y muchas otras.

El objetivo, según sus propios responsables, es ahorrar energía para ganar dinero. El modo de vida de vida norteamericano que, en este caso, bien dirigido, también beneficia al medio ambiente. Según el análisis que han llevado a cabo, los fondos de inversión verdes pueden llegar a ofrecer una rentabilidad del 32%. En tiempos de crisis e incertidumbre, eso es mucha rentabilidad.

Así, se invierte en proyectos rentables, pero también, en el largo plazo, se ahorra energía y dinero en el funcionamiento diario de las universidades. Más allá de lo meramente económico, se trata de lograr unas universidades más sostenibles y un futuro más justo y respetuoso con el planeta.

La idea para financiar este proyecto de inversión verde es desarrollar fondos similares a los microcréditos que ya han funcionado con gran éxito en otros países. El ahorro que se consiga con la eficiencia energética se reinvertirá en nuevos proyectos de características similares, después de la devolución del préstamo principal.

Además, las instituciones universitarias reducirán sus emisiones de dióxido de carbono y crearan empleo verde en las ciudades donde se ubica cada universidad. El Consejo Asesor está formado por 34 expertos que asesoran sobre el ahorro energético, la asistencia técnica operativa, proporcionan herramientas para la gestión y utilización de los fondos.