Uso de las plantas en la arquitectura bioclimática
El uso de las plantas puede ser clave a la hora de construir una casa bioclimática, considerada ésta como una vivienda diseñada desde un enfoque ecológico que aprovecha al máximo los recursos naturales. En este contexto, las plantas son fáciles de implementar y de mantener, si bien hay que estudiar todo tipo de elementos para valorar su conveniencia, como la orientación de la construcción, la distribución de huecos o incluso el estudio de las especies autóctonas para plantarlas y así colaborar de un modo valioso en su conservación.

Una adecuada elección de especies vegetales también puede ayudar a la fauna local a encontrar un hábitat favorable, ya sean insectos polinizadores, ardillas, anfibios, pequeños reptiles o aves, pongamos por caso. Todo dependerá de las posibilidades que nos brinde la zona en la que se ubique la casa y nuestro deseo de hacerlo con esmero, bien asesorados.

Bienestar y ahorro

Por otra parte, es bien sabido que los tejados o fachadas cubiertos de plantas ayudan a una eficiencia energética, pues aislan del calor y del frío. Igualmente, si tenemos la suerte de disponer de un jardín amplio sería perfecto plantar árboles de hoja caduca para detener el sol en verano, al tiempo que permitimos que llegue el máximo posible en los meses fríos.

Uso de las plantas en la arquitectura bioclimática
No olvidemos que las plantas son una fuente de abono orgánico constante, a la vez que pueden recibir el compost que vamos elaborando a partir de desechos vegetales y de la misma basura doméstica orgánica. De la misma manera, los barriles de agua de lluvia facilitan el riego e incluso permiten cambios de agua en pequeños estanques. El agua de la ducha también será fácilmente reutilizable para regar las plantas.

Por último, la colocación estratégica de las plantas nos permitirá decorar naturalmente nuestro hogar mientras nos protegernos de las temperaturas extremas a durante todo el año, así como de la contaminación accústica.