Uso responsable de las impresoras
Algo menos de tres de cada diez ciudadanos europeos (el 27%) tiene razones medioambientales para sentirse mal cuando tiene que imprimir un documento, según un estudio realizado por Toshiba. Claro que eso no significa que no lo hagan. Sólo que sienten una pequeña picazón en su conciencia medioambiental.

No es fácil prescindir de algunas de las impresiones que se realizan en el trabajo o en casa. No se trata de radicalizar la cuestión. Pero sí es necesario pensarlo bien antes de decidirse a imprimir. Además, hay que intentar, siempre que se pueda, imprimir sobre las dos caras de los folios, y, si es un trabajo que lo permite, imprimir en baja resolución.

Volviendo a la encuesta de Toshiba, ese porcentaje de usuario que se siente mal afirma que preferiría que el acto de imprimir no tuviera ningún impacto negativo para el medio ambiente. De este modo, no se sentirían culpables. El informe señala además que el 57% de los europeos se piensa más de una vez si imprimir o no los documentos motivado por la conciencia medioambiental.

El estudio también revela que un 25% imprime de manera regular sus documentos, tanto los personales como los que necesitan en su trabajo. La razón es que en papel se leen más rápido y se retiene más la información. El estudio se ha realizado con encuestas a dos mil personas que imprimen documentos, ya sea en su casa o en el trabajo o en ambos.

Las conclusiones para el director de Marketing de Toshiba TEC Spain, Miguel Sarwat, son claras: hay que pensar en el impacto medioambiental a la hora de diseñar las nuevas tecnologías y los nuevos dispositivos de impresión. Aun con las nuevas tecnologías como los libros electrónicos y los tablets PC, no se va a dejar de imprimir en papel ciertos documentos o en ciertas situaciones. Es tarea de todos, de los fabricantes diseñando productos más ecológicos y sostenibles, y de los usuarios haciendo un buen uso de ellos. Hay que insistir en la importancia de acciones como el reciclaje de residuos o desenchufar los equipos multifunción e impresoras por la noche (o cuando no se vayan a usar).