Usos cosméticos de 15 aceites vegetales
Los aceites vegetales han sido uno de los primeros cosméticos de la historia de la humanidad. Su uso como bálsamo de belleza desde la noche de los tiempos los convierte en uno de los productos cosméticos más antiguos, si bien hoy hemos de optar por aquellos que tengan certificación bio para acercarnos a las propiedades de aquellos.

Sea como fuere, se utilizan desde la antigüedad para nutrir, suavizar, proteger y tratar la piel, tanto el rostro como el resto del cuerpo. Actualmente, sin embargo, su uso es mucho menos común, si bien el revival de lo ecológico ha vuelto a ponerlos de moda.

A la hora de optar por unos o por otros hemos de tener en cuenta el tipo de piel y optar por aceites más o menos ligeros. Entre otros, por ejemplo, la piel seca se beneficiará especialmente del aceite de argán, el aceite de almendras dulces, el aceite de aguacate, de coco, de germen de trigo o de oliva.

Por su parte, la piel grasa agradecerá el aceite de germen de trigo, el aceite de albaricoques o de semillas de uva. Es decir, muchos aceites son equilibradores y sirven de ayuda a todo tipo de pieles, al tiempo que pueden hacer un buen trabajo con el cabello.

Usos cosméticos de 15 aceites vegetales
Igualmente, es clave tener en cuenta si la piel es especialmente delicada, madura o tiene problemas dérmicos, en cuyo caso se hace necesario consultar con el especialista. Y, por otra parte, estemos atentos a posibles reacciones alérgicas.

1. Aceite de aloe vera:

Encontramos las mismas propiedades que en la planta, por lo que será óptimo como cicatrizante, anti inflamatorio y apaisante. Aunque se recomienda para pieles de todo tipo, incluyendo las frágiles o sensibles, estemos atentos a posibles irritaciones, en cuyo caso habría que evitar su aplicación pura.

2. Aceite de semillas de albaricoque:

Del mismo modo que los albaricoques son ricos en vitamina A, también este aceite de semillas de albaricoque son ayuda a aportarla a nuestra piel para revitalizarla, aportar brillo y suavidad.

3. Aceite de germen de trigo:

Gracias a los minerales y vitaminas que contiene (A, B, C y E) es un gran aliado para reducir la flacidez del rostro, hidratarlo y, por lo tanto, prevenir arrugas o, pongamos por caso, para fortalecer las uñas e hidratar el cabello.

4. Aceite de borraja:

Además de ingerirse como sumplemento de ácidos grasos esenciales, el aceite de borraja es un buen antiarrugas con efecto reafirmante. Su tolerancia en pieles sensibles lo hace ideal como hidratante a incluir en nuestras rutinas de belleza.

5. Aceite de camelia:

No es muy conocido en estos lares, pero sí en la región asiática, hasta el punto de que puede definirse como el aceite de oliva de aquel continente. Sus propiedades cosméticas bien merecen su descubrimiento, pues además de usarse como nutritivo en pieles secas por otra parte ayuda a tratar el acné, al tiempo que fortalece las uñas, nutre el cabello y el cuero cabelludo.
Usos cosméticos de 15 aceites vegetales

6. Aceite de jojoba:

Su uso en formulaciones cosméticas de buena cuenta de sus grandes propiedades cosméticas. Aplicado con regularidad, logramos un interesante efecto anti arrugas, si bien no conviene a las pieles grasas. Hidrata y fortalece el pelo, y aplicado en el cuero cabelludo equilibra la grasa y previene la caspa.

7. Aceite de girasol:

Aunque a priori nos resulte un tanto extraño, también el aceite de girasol es estupendo para mejorar nuestra belleza, en concreto para suavizar e hidratar pieles normales o secas. Eso sí, como en el resto de los aceites, lo suyo es que sea un aceite bio de primera presión en frío.

8. Aceite de semillas de uva:

Se trata de un aceite también poco conocido, idóneo para restaurar pieles estropeadas y aportar suavidad. Es un aceite rico en ácidos grasos oleico y linoleico, que le confieren un poder protector y nutritivo, con efecto anti arrugas si se aplica de forma constante.

Usos cosméticos de 15 aceites vegetales

9. Aceite de onagra:

La piel madura y/o cansada se beneficiará de forma rápida con este aceite de efectos calmantes y suavizantes. De nuevo, su aplicación regular ayuda a prevenir la aparición de arrugas.

10. Aceite de argán:

Un aceite muy conocido por sus múltiples propiedades y beneficios. Es rico en ácidos grasos esenciales y vitamina E. Nos ayuda a nutrir las piels secas y a tratar problemas de piel como el acné, psoriasis o, aplicado en el cabello, su caída.

11. Aceite de coco:

El aceite de coco está aconsejado para las pieles normales o secas. Su suavidad también la hace perfecta para pieles irritadas o sensibles, permitiendo hidratar o suavizar el cutis o la piel del cuerpo en general.

Usos cosméticos de 15 aceites vegetales

12. Aceite de aguacate:

No es un aceite ligero, por lo que no convendrá a las pieles mixtas o grasas, pero las maduras, secas o normales sí pueden sacarle un gran partido para suavizar, hidratar y regenerar, ya que es un aceite rico en proteínas y vitaminas.

13. Aceite de almendras dulces:

Tampoco conviene a pieles mixtas o grasas, pero sí a pieles secas, sensibles o normales. Rico en vitamina A y E, tonifica, relaja y nutre la piel, a la vez que fortalece, suaviza y nutre el cabello.

14. Aceite de caléndula:

Un aceite que ayuda a cuidarnos a nivel cosmético pero sobre todo terapéutico, pues tiene propiedades anti inflamatorias y anti edematosas. Ayuda sobre todo a pieles normales y sensibles, además de tener un efecto anti bacteriano que también puede sernos de gran utilidad.

Usos cosméticos de 15 aceites vegetales

15. Aceite de oliva:

Rico en vitaminas A, D, E y K, el aceite de oliva es un auténtico tesoro para nuestra belleza y salud. Equilibrador cutáneo, ayuda a cualquier tipo de piel a nutrirse, a prevenir las arrugas y, en fin, a lucir saludable. Por último, ayuda a fortalecer las uñas, nutre el cabello y equilibra el cuero cabelludo.