Usos originales y prácticos de las cáscaras de huevo
Las cáscaras de huevo son un desecho cotidiano que podemos salvar de la basura dándoles un sinfín de usos prácticos y creativos. Y es que si su contenido alimenta, no lo hacen menos sus cáscaras, ya sea la imaginación, a nuestras plantas o al bolsillo.

En este post te damos ideas que pueden resultar interesantes en un momento dado. Puesto que los huevos son un alimento básico en la dieta de muchas personas, lo suyo es conocer cuantas más posibilidades de reutilizarlo o reciclarlo, mejor.

Solo así podremos evitar que acaben en la basura las más de las veces. Además, te contamos algunos truquitos para evitar las bacterias que se acumulan en la cáscara o, al menos, minimizar sus efectos cuando el huevo está crudo gracias al uso que le demos.

Algunos trucos y consejos

En primer lugar, por lo tanto, tengamos en cuenta que los huevos cocidos son los más seguros a nivel de salubridad. Tras hervirlos habremos eliminado buena parte de éstas, con lo que a la hora de usarlas para cualquier manualidad es mejor que no sean crudos.

Usos originales y prácticos de las cáscaras de huevo
Igualmente, serán muy prácticos convertidos en polvo y guardados en un tarrito de cristal, pongamos por caso, con lo que lo tendremos listo para utilizar en unos u otros usos. O, por ejemplo, guardarlos conservando su forma, trocearlos y guardarlos para ir acumulando la cantidad que necesitemos para un proyecto determinado.

Sin embargo, no habría problema con echarlas tal cual en la pila del compost previamente desmenuzados o con molerlos o machacarlos hasta obtener un fino polvo para usar en el jardín, como explicamos en este post.

Como último truquito, será fácil molerlo y convertirlo en polvo utilizando un molinillo de café, y en caso de hacerlo con las cáscaras crudas, no olvidemos limpiarlo a conciencia después. No en vano, la cáscara concentra numerosas bacterias, por lo que tampoco se aconseja lavarlos, ya que su superficie porosa introduce la suciedad al interior.

Arte creativo

Hacer adornos con las cáscaras de huevo es todo un desafío a la imaginación, pero cuando quedamos satisfechos con los resultados todo esfuerzo habrá valido la pena.

Usos originales y prácticos de las cáscaras de huevo
Las cáscaras dan mucho juego enteras o casi enteras, pero los trozos también permiten hacer maravillosos collages. Adornos navideños, guirnaldas para una pequeña fiesta o para crear nuestra propia mascota, pongamos por caso.

Los peques lo pasarán en grande haciendo manualidades con este material, al que podemos añadir otros también ecológicos, como recortes de revista, papel de regalo usado, viejos retales o cualquier otro objeto al que queramos darle otra vida.

Decoración práctica

Cuando la manualidad o pequeña gran obra de arte es decorativo y tiene un uso práctico el resultado puede ser, por ejemplo, unas mini macetas en las que cultivar hierbas aromáticas.

La cantidad será pequeña, pero quizá la suficiente para ir aderezando los platos de vez en cuando. Como puede verse en la imagen, las hierbas quedan la mar de simpáticas como peluca de muñecos no menos divertidos.

Usos originales y prácticos de las cáscaras de huevo
Convertir los huevos en pequeñas velas de colores también es una bonita idea. Para ello, además de incluir una mecha y añadir la cera podemos colorear las cáscaras mientras las hervimos, como suele hacerse en época pascuera.

Existen colorantes naturales muy fáciles de aplicar que nos ayudarán a conseguir una colección de micro velitas de distintos colores, como la cebolla, los frutos rojos, la granada o, por ejemplo, el azafrán.

Además, son muy decorativos, en realidad más estéticos que funcionales, pero no hay problema en poderlas usar como tales, siempre teniendo cuidado por su corto periodo de combustión.

Más usos prácticos e inesperados

Siempre que el huevo haya sido hervido, aplicar la membrana de la cáscara de huevo que queda adherida a ésta puede acelerar la curación de un pequeño corte o arañazo.

Usos originales y prácticos de las cáscaras de huevo
Las cáscaras hervidas también pueden ser tu ingrediente “secreto” para que el café no resulte amargo. Para ello, simplemente añádelas al café cuando lo hagas, con el cuidado de añadirlas de buen tamaño para poder retirarlas fácilmente antes de servirlo.

Tras congelarlas, por último, introdúcelas en la picadora o en la batidora junto con un poco de agua y pon el aparato en marcha para así afilar las cuchillas.

Jardinería eco

Las cáscaras de huevos son especialmente prácticas en la agricultura y jardinería, y un gran aliado para llevarlas a cabo de forma ecológica.

A la hora de ahuyentar a hormigas o caracoles, entre otros insectos, rodear las plantas con cáscaras será efectivo, aunque tendremos que estar pendientes de renovarlo de vez en cuando.

También nos ayuda a mineralizar el suelo, aplicado en forma de polvo de forma directa. Al ser ricas en calcio el y otros minerales puede convenir a tierras pobres en ellos, por lo que antes debemos informarnos.

Usos originales y prácticos de las cáscaras de huevo
O, por qué no, aprovechemos las mismas hueveras y en cada media cáscara rellenada con tierra añadamos una semilla y esperemos a que brote. En estas graciosas macetitas pueden germinar nuestra plántulas, hasta que llegue el momento del trasplante al lugar definitivo.

Con respecto a su uso en el compostaje, se pueden añadir troceadas o convertidas en polvo a la pila de compostaje, incluso si ésta incluye lombrices.

Un reciente hallazgo de un grupo de científicos de la Facultad de Ciencias y Tecnología de la Universidad de Coimbra (FCTUC), en Portugal, culminaron con éxito un experimento en el que convirtieron en un limpiador de suelos una mezcla de cáscaras de huevos, de arroz, pieles de patata y malas hierbas.

Su investigación logró demostrar que este particular compost no solo enriqueció tierras polucionadas por metales pesados, sino que además ayudó a su descontaminación.