Utilizan la luz del sol para crear materiales de energía solar
Una nueva tecnología inventada por científicos de la Universidad Estatal de Oregon permite utilizar el sol directamente para producir materiales que luego servirán para generar energía solar.

El sol actuaría no sólo como fuente de energía renovable sino como abastecedor de materiales igualmente sostenibles e inagotables. Un novedoso enfoque para la energía solar que podría representar una auténtica revolución medioambiental y tecnológica en el sector de la energía solar, reduciendo el costo de la misma y la huella de carbono que produce, explica Chih-Hung Chang, líder de la investigación.

Dispositivos solares

El trabajo aspira a abrir el camino que permita utilizar materiales para dispositivos solares creados a partir del sol, buscando una energía eterna en su fabricación y en su rendimiento. Como primer experimento, se ha utilizado un microrreactor de “flujo continuo” para producir tintas de nanopartículas que imprimen células solares.

Las pruebas han obtenido éxito en laboratorio, es decir, con luz solar simulada, si bien se esperan los mismos resultados con la luz natural. Igualmente, aunque los materiales solares fueron el diseleniuro de cobre e indio, también podría utilizarse otros compuestos, como el sulfuro de estaño, el zinc o el cobre.

Otra gran ventaja de este sistema sería la posibilidad de producir materiales a bajo costo de forma permantene y casi en cualquier lugar. En palabras de Chang:

Y para hacer que el proceso trabaje las 24 horas del día, la luz del sol puede ser utilizada para crear sales fundidas que luego podrían utilizarse como fuente de energía para la fabricación. Esto podría proporcionar un control más preciso de la temperatura de procesamiento necesario para crear los materiales de energía solar.

Utilizan la luz del sol para crear materiales de energía solar
La rapidez de actuación también repercutirá en un menor costo. Según Chang, el sistema propuesto sólo precisa unos minutos para fabricar materiales de energía solar, frente a otros procesos que necesitan de media hora a un par de horas. Los hallazgos se publicaron en RSC Advances, una revista de la Royal Society of Chemistry.