Venezuela prohíbe las carreras de todoterrenos en la naturaleza
El Gobierno venezolano ha prohibido que la empresa Fun Race pueda ofrecer sus servicios por atentar contra el medio ambiente. La empresa Fun Race organizaba carreras y rutas en vehículos todoterrenos 4×4 por tierras venezolanas, en algunos casos, en zonas que pertenecen a parques naturales. Esta práctica es conocida en el país como “rustiqueo”.

La razón que ha esgrimido el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) ha sido la protección medioambiental de la naturaleza. La medida ha sido muy polémica en el país. Según la opinión de la organización Fun Race, detrás del asunto hay razones políticas.

La decisión fue anunciada por la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, que aseguró que la actividad que lleva a cabo la citada empresa daña los suelos y produce un daño irreversible al medio ambiente, ya que la superficie vegetal se deteriora y esta capa puede tardar hasta doscientos años en recuperarse completamente. Según sus propias palabras, lo que se quiere impedir en un atentado contra la estabilidad de la biodiversidad. Poco después, horas, para ser más exactos, el Tribunal Supremo de Justicia aceptó la demanda al entender que existían “elementos que hacen presumir un menoscabo de derechos fundamentales al medio ambiente, y a la protección de diversos ecosistemas”. Estas actividades se están investigando desde 2009.

La organización Fun Race ha acatado la sentencia y cesado en sus actividades. Pero también se defiende afirmando que ellos siempre han practicado un ecoturismo responsable y niegan haber infligido cualquier daño a los Parques Nacionales. En su página web declaran que nunca han realizado, ni realizarán eventos ni concentraciones o reuniones de vehículos 4×4 en ningún Parque Nacional o zona protegida. También señalan que nunca han abierto nuevos caminos, tal como reza el reglamento de sus competencias.

Según la empresa organizadora de las rutas y carreras con 4×4, la verdadera causa de la prohibición es que otras empresas como Toyota o el periódico El Nacional, que patrocinan las carreras, son perseguidas por el Gobierno de Venezuela.