Ventajas de compartir coche
No todas las personas tienen la capacidad física para ir en bicicleta. O las ganas, simplemente. Ni todas las personas tienen cerca de casa una parada de transporte público, sea de metro, autobús o tranvía. Sí, lo ideal es no coger el coche para no contaminar, pero, a veces, no es posible prescindir de este medio de transporte. Sin embargo, si, cuando nos encontramos atrapados en medio de un gran atasco, echamos un vistazo a los otros coches, comprobaremos que una gran mayoría de ellos están ocupados por un solo viajero, el conductor del vehículo.

Estamos tan acostumbrados a esta situación, nos han hecho tan dependientes del coche, que nos parece algo normal. Pero, a poco que reflexionemos un poco sobre el asunto, llegaremos a la conclusión de que es un total absurdo. Casi una locura. Los cálculos son sencillos: si viajaran cuatro ocupantes por coche, tres de cada cuatro coches que sólo transportan al conductor se quedarían aparcados. Hablamos del 75% de los coches de un solo ocupante. El porcentaje es para pensárselo. No sólo por los gases de efecto invernadero que se dejarían de emitir a la atmósfera, sino también por la reducción en la densidad de tráfico que se lograría, lo que disminuiría en buena medida los atascos y permitiría a todos, tal vez, dormir unos minutos más, ya que llegaríamos en menos tiempo al trabajo, y porque, a menos coches, más aparcamientos. Sería una bola de nieve de aumento de calidad de vida

Pero todo ese mundo ideal de menos coches, menos contaminación, más tiempo y más aparcamientos, depende más, hay que ser claro, de la conciencia ciudadana que de las políticas que lleven a cabo las administraciones públicas. No podemos desentendernos de nuestra propia responsabilidad como ciudadanos.

Bien es cierto que los ayuntamientos, y así lo hacen algunos, pueden facilitar a sus ciudadanos un comportamiento más ecológico. Pero otra forma de hacerlo es recurriendo a las nuevas tecnologías. Son varias las páginas web que existen para compartir coche. Se trata de reunir en una base de datos pasajeros que vivan cerca, vayan a un mismo destino y a la misma hora. Se pueden usar este tipo de páginas web tanto para los viajes diarios al trabajo o a los recados que se hacen en el centro de la ciudad como para viajes más largos.

El funcionamiento de este servicio es sencillo. Los que conducen informan del trayecto que van a realizar y del día y la hora en que lo harán. También se pueden facilitar otros datos como el modelo del coches o si se puede fumar dentro del coche o no. Si alguna persona necesita desplazarse a ese lugar, en esa fecha y a esa hora, sólo tiene que ponerse en contacto con el conductor. Algunas de las web que ofrecen este servicio en España son Conduzco.es, Busvao.com (que ofrece un mapa de Google para buscar más fácilmente), Viajamosjuntos.com, Shareling.es (también para viajes internacionales) o Compartir.org.

También se puede, simplemente, preguntar a los compañeros de trabajo. Por lo pronto, el destino coincidirá seguro.