Ventajas e inconvenientes de las bicicletas eléctricas
La bicicleta eléctrica es ecológica, un vehículo perfecto para una movilidad sostenible, pues no emite CO2 y ayuda en desplazamientos más largos de los que normalmente se hacen con la bici convencional.

De este modo, la bici con motor eléctrico se revela como una solución idónea frente a medios de transporte habituales, constituyendo una apuesta eco-amigable que cuida el planeta, la salud y el bolsillo, si bien conviene tener en cuenta algunos de sus inconvenientes para así poder valorar mejor si realmente es nuestra mejor opción.

Numerosas ventajas

Uno de sus usos más populares son los desplazamientos urbanos, en particular, para acudir al trabajo de forma eficiente, ya que en comparación con ir andando o la bici normal acorta el tiempo de desplazamiento (puede alcanzar los 25 km/h sin pedalear), no nos cansamos y evitamos atascos, con lo que también podemos llegar antes que en coche.

Además, es un vehículo motorizado que, en contra de lo que pudiera parecer, no necesita licencia de conducción ni matrícula, si bien su motor auxiliar eléctrico hace más factible su uso para cubrir distancias medias. Su autonomía es superor a los 50 km con una sóla recarga, aunque en función del modelo puede alcanzar los 100/120 km.

Ventajas e inconvenientes de las bicicletas eléctricasSi en comparación con la bici clásica supone un menor esfuerzo, frente a un scooter, por ejemplo, nos evita la gasolina. Com ambos, por otro lado, comparte la ventaja de no tener que buscar aparcamiento.

Por último, tengamos en cuenta también que el motor de la bici sólo funciona cuando pedaleamos, y que se corta cuando frenamos, cuando dejamos de pedalear o cuando superamos los 24 km/h.

Sus inconvenientes

Aunque la bicicleta eléctrica es más barata que una moto o que un coche, lo cierto es su precio es muy elevado en comparación con una bici tradicional. Sin embargo, también es cierto que cuanto más se use antes vamos a amortizarla.

También tiene un peso superior y ello puede ser un inconveniente a la hora de subirla a la oficina o a casa o de manejarla en general. Además, comparte con otros vehículos de dos ruedas un mayor riesgo cuando se circula, sobre todo a horas punta.