Vertido de productos tóxicos en Canadá
Casi 10 millones de litros de productos tóxicos han sido vertidos en uno los paisajes más espectaculares de Canadá, en el norte de Alberta. Se considera uno de los peores vertidos ocurrido en Norteamérica. La culpa del desastre ambiental es de la empresa petrolífera Apache.

La empresa Apache avisó que se había producido una rotura de un oleoducto. En un primer momento, calculó que el derrame era de 9,5 millones de litros de productos tóxicos. La compañía asegura que ya está limpiando las 42 hectáreas afectadas por el derrame, tratando de minimizar los daños a las personas y al medio ambiente.

Greenpeace Canadá asegura que el área afectada es uno de los humedales más importantes de Norteamérica. Los grupos indígenas que viven en la región han manifestado que parte de la vegetación ha sido destruida y que las aguas residuales contienen hidrocarburos, elevados niveles de sal, compuestos sulfurosos, metales, solventes químicos y materiales radiactivos.

El derrame proviene de explotaciones petrolíferas de las arenas bituminosas de Alberta. El río Mackenzie, uno de los mayores del planeta, conocido como el Amazonas de Norteamérica, y su cuenca, están amenazados por este tipo de explotaciones de hidrocarburos. Este río es vital para el ecosistema de la región, ya que acaba en el océano Ártico, dejando 100 millones de toneladas de sedimentos al año.

Explotación de arenas bituminosas

Vertido de productos tóxicos en Canadá
Los científicos aseguran que un vertido como el producido puede tener terribles consecuencias para toda la región. Piden que las empresas que quieran llevar a cabo estas actividades estén obligadas a presentar fianzas con una gran cantidad de dinero con el objetivo de cubrir los costes limpieza en caso de accidente.

Las reservas petrolíferas de las arenas bituminosas de Alberta es la tercera mayor reserva de petróleo del planeta. Para el Gobierno canadiense supone una fuente segura de dinero.

Muchos pensaron que Canadá abandonó el Protocolo de Kioto para facilitar proyectos como el que ha causado el vertido, para explotar libremente las reservas petrolíferas del territrio de Alberta. Se conoce como “petróleo sucio” debido al coste ecológico que implica su extracción y refinado.