Vertido en el Estrecho de Gibraltar
Se ha producido un vertido de petróleo en el Estrecho de Gibraltar. La responsable es la compañía Shell Petroleum. El Ayuntamiento de Algeciras, la localidad más afectada, ha presentado en el Juzgado una reclamación contra la citada empresa. Además, no se descartan pedir responsabilidades a la Administración gibraltareña por los daños ocasionados por el nuevo vertido.

Las playas de El Rinconcillo, La Concha, Chinarral y Getares, en Algeciras (Cádiz), siguen cerradas para el baño público, ya que se están realizando las tareas de limpieza del vertido. Se han recogido ya 23 toneladas en estas labores de limpieza, entre residuos, agua y arena, según datos de la Junta de Andalucía.

El vertido proviene de un incendio que se produjo en los tanques de residuos oleosos en Gibraltar. Ya hay seis kilómetros lineales de playa afectados en la costa de la provincia de Cádiz. Está previsto colocar barreras de protección flotantes y de absorción, sobre todo en Punta Carnero, de manera preventiva, para evitar que el vertido se expanda.

En las próximas habrá que analizar si especies en peligro de extinción se han visto perjudicadas, como un tipo de lapa (patella ferrugínea) o las estructuras típicas de la zona, como los llamados “flysh”, unas formaciones rocosas alargadas. Por el momento, parece que el vertido no va a más y la situación está controlada dentro de la gravedad que supone para el medio ambiente de la zona.

La bandera roja seguirá ondeando en las playas hasta que se terminen completamente las labores de limpieza y no haya ningún peligro en bañarse. La zona afectada forma parte del Parque Natural del Estrecho y debe tratarse con un extremo cuidado.

El accidente que produjo el vertido ocurrió cuando dos trabajadores, ambos realizaban tareas de soldadura en un tanque de residuos oleosos. Los dos trabajadores están heridos, uno de ellos, de gravedad.