Vitoria, cómo convertirse en la Capital Verde europea
La capital de Álava, Vitoria, ha sido nombrada Capital Verde europea en 2012. Su alcalde, Patxi Lazcoz, ha señalado en la sede de la ONU cómo se ha conseguido, qué cambios ha llevado a cabo la ciudad que han logrado una revolución verde, principalmente en materia de movilidad. Lazcoz ha intervenido en una mesa redonda organizada por la agencia ONU-Hábitat como preparación de la cumbre mundial sobre Desarrollo Sostenible de Río+20 que se celebrará en 2012.

Si hay algo que sorprende en Vitoria es el enorme avance que se ha hecho en pocos años a favor de la movilidad sostenible. La clave ha sido una clara apuesta, desde 2009, por el transporte público. Desde entonces, ha aumentado en un 40% el número de usuarios.

Lo que se hizo en Vitoria fue cambiar su sistema de transporte público, desde el origen y el destino de las líneas o el recorrido, hasta la frecuencia y la ubicación de las paradas. Se tuvo en cuenta la experiencia en el tema de la ciudad sueca de Malmoe. Además, y contando con la ayuda del Gobierno vasco y de la empresa Mercedes Benz, se pondrá en marcha un proyecto pionero como capital de un nuevo vehículo eléctrico público.

Pero Vitoria no sólo es sostenible por la movilidad. También quiere desarrollar las energías renovables, tanto la eléctrica para los vehículos, como la geotérmica y la biomasa para los edificios.

Para el alcalde Lazcoz, el futuro del planeta se encuentra en las ciudades de tamaño medio (en Europa, reúnen al 84% de la población), conectadas por redes de transporte público sostenibles, en las que la dimensión humana adquiera todo el protagonismo. Es importante reducir los tiempos de desplazamiento para aumentar la calidad de vida. Las ciudades no deben crecer en exceso y ser respetuosas con el medio ambiente. Vitoria se ha convertido en el más claro ejemplo de que, si se quiere, se puede. Sólo que hay que querer sin buscar excusas.