Volt, el mejor coche verde
El automóvil eléctrico Chevrolet Volt ha sido nombrado como coche verde del año. Este modelo es uno de los pilares básicos para que la mítica General Motors vuelva a ser la gran compañía que fue en su día. El Chevrolet Volt ganó este galardón imponiéndose a otros modelos como el Ford Fiesta, el coche híbrido Hyundai Sonata o el Lincoln MKZ.

General Motors (GM) comenzó a desarrollar el Volt en el año 2007, implicańdose desde entonces en el respeto al medio ambiente. El automóvil utiliza una batería de litio y tiene una autonomía para recorrer 350 kilómetros, aunque para ello usa un automotor que sí funciona con gasolina.

El 26 de septiembre de 2008 se dio a conocer este modelo en su fase de prototipo. Y es ahora cuando pasará a los concesionarios para su venta al público. El modelo, no sólo ha confirmado lo que prometía como prototipo, sino que ha mejorado en eficiencia y calidad en estos años de desarrollo. Se ha mejorado, por ejemplo, su resistencia al viento, incrementando así su rendimiento en carretera y, sobre todo, la autonomía de las baterías.

En Chevrolet llaman a este tipo de coche Vehículo Eléctrico de Autonomía Extendida (E-REV). Esto significa que utiliza la electricidad que le proporcionan sistema de baterías de iones de litio en forma de T como principal fuente de alimentación, pero, después de recorrer 60 kilómetros, se pone en marcha un motor que acepta gasolina o etanol E85 para aumentar la autonomía del Volt, generando electricidad adicional. Por tanto, el Chevrolet Volt no utiliza gasolina ni produce emisiones contaminantes durante los primeros 60 kilómetros de conducción, es decir, cuando se usa por la ciudad. Ahorra, de este modo, casi dos mil litros de combustible al año.

Las baterías del Volt se pueden recargar en cualquier toma de corriente de 230 voltios, quedando totalmente cargadas en menos de tres horas. Si la recarga se hace con tarifas especiales, el coste total de carga no llega a un euro.

El Volt ofrece 150 CV de potencia y permite alcanzar una velocidad máxima de 161 km/h. La aceleración es bastante aceptable para un coche eléctrico, pasando de 0 a 100 km/h en unos 8,5 segundos.

El interior del coche también se ha cuidado: cuadro de mandos con paneles de cristal líquido, pantalla táctil y conexiones USB y Bluetooth y asientos confortables para cuatro pasajeros.