Activistas chinos piden que las mascotas que pagan su billete de autobús tengan derecho a su propio asiento