Alerta en EE UU por un virus mortal transmitido por un ratón
Que no cunda el pánico. Pero tomen sus precauciones. Según los expertos, un virus transmitido por un ratón de campo, que mata al 36 % de las personas que infecta, se ha propagado por el Parque Nacional de Yosemite de Estados Unidos este verano.

Las autoridades sanitarias estadounidenses han enviado advertencias a 39 países, ya que sus ciudadanos pernoctaron en tiendas de campaña en el parque Yosemite. La enfermedad puede llegar a ser mortal. Hay unas 10.000 personas en riesgo de contraer síndrome pulmonar causado por el virus, las que pasaron por Yosemite entre junio y agosto. De ellos, unos 2.500 viven fuera de Estados Unidos (la mayoría de ellos, en la Unión Europea), ha avisado el doctor David Wong, del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos.

La enfermedad pulmonar, hasta ahora, ha matado a dos hombres, mientras que otras cuatro personas han enfermado, todos ciudadanos estadounidenses. Ante tal situación, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades han emitido una alerta sanitaria.

Los funcionarios están preocupados porque otros visitantes de Yosemite podrían desarrollar la enfermedad en el próximo mes. No hay cura para la enfermedad, pero la detección temprana a través de un análisis de sangre aumenta las posibilidades de supervivencia.

Los responsables del parque lo han cerrado cuando encontraron en las tiendas de campaña ratones que transmiten la enfermedad. Son roedores de pequeño tamaño que pueden pasar por pequeños agujeros. La enfermedad se conoce desde 1993. Desde entonces, han muerto unos 590 estadounidenses.

Los primeros síntomas incluyen dolor de cabeza, fiebre, dolores musculares, dificultad para respirar y tos. El virus puede incubarse durante un máximo de seis semanas después de la exposición y puede dar lugar a dificultades respiratorias graves y, en el peor de los casos, puede ser letal.

Un hombre del norte de California y otro de Pennsylvania murieron, mientras que tres víctimas se han recuperado y un cuarto permanece hospitalizado, según el Departamento de Salud Pública.

Casi 4 millones de personas visitan Yosemite cada año, atraídos por un paisaje espectacular del parque y rutas de senderismo. Aproximadamente el 70 % de los visitantes se congregan en el valle de Yosemite, donde se encuentra Curry Village. El virus puede ser inhalado de las heces y la orina de los roedores. Las personas también pueden infectarse al ingerir alimentos contaminados, al tener contacto con superficies contaminadas o ser mordidos por roedores infectados.