Algunos árboles tropicales beben el agua de las nubes