Algunos árboles tropicales beben el agua de las nubes
Cuando las raíces de algunos árboles tropicales no encuentran el agua que necesitan, toman el agua de las nubes bajas que envuelven sus ramas, según un sorprendente estudio llevado a cabo en la selvas costarricenses.

Ni cortos ni perezosos, ingeniosos ellos, los árboles consiguen sacarle el zumo a las nubes que, por otra parte, son muy frecuentes en los bosques de este país. Tal ha sido su inteligente manera de conseguir agua, absorber la humedad de las nubes que de forma casi permanente moja sus hojas.

El hallazgo se hizo tras colocar sensores de humedad en ramas y hojas de árboles que solían estar cubiertos por nubes en los bosques tropicales de Monteverde, Costarrica. Científicos de la Universidad de California en Berkeley pudieron constatar que el agua entraba en las hojas humedecidas y luego circulaba hacia abajo, recorriendo las ramas y el tronco.

Vital en la temporada seca

Los investigadores creen que éste es un mecanismo que permite al árbol hidratarse de forma eficaz y que resulta clave para su supervivencia en la temporada seca anual.

Durante este periodo de sequía, las nubes son la principal fuente de agua, ante la ausencia de lluvia. Sus hojas trabajan incansables haciendo su difícil fotosíntesis, sobre todo por la falta de luz solar suficiente, tamizada por unas sempiternas nubes que no siempre les regalan su lluvia. Pluriempleadas, en estas épocas secas, por lo tanto, las hojas también consiguen agua para que nutrir a todo el organismo vegetal. Un fenómeno similar se demostró anteriormente en las secuoyas de California, si bien no deja de resultar sorprendente.

Como dice Greg Goldsmith, estudiante de posgrado que participó en el estudio,”los libros de texto nos enseñan que el agua entra por las raíces y que se mueve hacia arriba, alcanzando las ramas y las hojas. Eso es cierto, pero no es toda la historia…”