Apple no piensa en el medio ambiente y pierde la certificación ecológica