El árbol Kiri, un gran aliado del planeta