Ataques de pirañas en China
En una ciudad de China se están produciendo repetidas mordeduras de pirañas a la población. El último en ser atacado ha ofrecido una recompensa de 1.000 yuanes (unos 150 dólares) a cualquier persona que pesque a los depredadores. Se trata de Zhang Kaibo, de la localidad de Liuzhou, en el suroeste de la región autónoma de Guangxi Zhuang. Kaibo necesitó varios puntos de sutura en la mano tras ser atacado por tres de estos peces mientras lavaba a su perro en el río.

Agarró a uno de estos peces, que murió en el camino del hombre hasta su casa. La madre del accidentado quería comer la piraña, pero funcionarios locales recogieron el espécimen para estudiarlo.

Las autoridades han confirmado que se trata de una piraña, una especie nativa de América del Sur. ¿Cómo llegó hasta China? La gente sigue bañándose en el río Liu, sin preocuparse por las pirañas.

Zhou Quan, portavoz del Gobierno de Liuzhou, ha asegurado que los residentes no tienen que preocuparse por las pirañas en el río Liu, ya que no puede matar a seres humanos y no puede vivir en aguas más frías de 15 ºC, es decir, que tiene pocas probabilidades de reproducirse y sobrevivir. ¿Pero merece la pena arriesgarse?

Las autoridades rastrearon el río con una carne como cebo, pero no logró encontrar las pirañas. Sin embargo, capturó diez kilos de peces.

Se cree que las pirañas fueron arrojadas al río por un criador de peces tropicales. Algunos expertos han advertido de que las pirañas no tienen depredadores naturales en China. Ya se han dado casos de pirañas viviendo en algunas regiones de Estados Unidos y otros países lejos de Sudamérica, así que no es un hecho aislado. Si se introducen especies no nativas en un área nueva, puede ocurrir que colonicen el ecosistema. El peligro medioambiental es muy grave. Con todo, las pirañas podrían desaparecer de forma natural.

Las pirañas se venden en los mercados chinos. La Oficina de Pesca del Ministerio de Agricultura emitió una circular hace diez años exigiendo a los Gobiernos locales que controlaran las pirañas.