Australia crea la mayor reserva marina del mundo
Australia ha creado la mayor red mundial de reservas marinas, una zona protegida para el mar que rodea la costa del país. En total, son más de 2,3 millones de kilómetros cuadrados de mar. La reserva marina se ha dividido en cinco zonas. En ninguna de ellas se podrá sobreexplotar, ya que se prohíbe por ley la sobrepesca y tampoco se podrán realizar exploraciones petrolíferas.

El ministro de Medio Ambiente, Tony Burke, ha asegurado que la iniciativa es un hito histórico para la conservación de los océanos. En el otro lado, grupos de presión que viven de la pesca industrial se oponen a la medida y aseguran que el daño a la industria será de miles de millones de dólares.

La creación de esta red de reservas marinas fue anunciada por el Gobierno australiano el pasado junio, pero se convirtió en realidad, a través de una ley de derecho ambiental nacional, el pasado viernes 16 de noviembre de 2012.

En Australia ya había una parte del océano protegida, pero ahora reserva ha aumentado considerablemente: en total, entre las reservas que ya existían y las nuevas, el tamaño total de océano protegido es de 3,1 millones de kilómetros cuadrados. El ministro Burke ha señalado que Australia posee uno de los ambientes marinos más increíbles del planeta. Entre otras zonas de interés, están el Cañón Perth en el suroeste del país o los impresionantes arrecifes del Mar del Coral. Australia se ha convertido, sin duda, en líder mundial en la protección del medio ambiente.

La industria pesquera en contra de la medida

Alrededor del continente australiano hay una rica biodiversidad marina: allí viven tiburones y atunes, arrecifes tropicales aislados y cañones de aguas profundas. El ministro Burke anunció que se invertirían 100 millones de dólares australianos para compensar a las empresas pesqueras afectadas por esta iniciativa. Con todo, ha asegurado que el proyecto sólo impactará en un 1% del valor total de la producción de las pesquerías.

Sin embargo, la Australian Marine Alliance, una importante asociación de la industria pesquera ha comentado que se perderán 36.000 puestos de trabajo.