Australia paga un sueldazo a seis jóvenes por jugar con koalas y disfrutar de sus paraísos naturales