Ayudar a las ballenas atrapadas en redes
Las redes de pesca son una gran amenaza para las ballenas. Sucede a menudo y, cuando ocurre, cuando quedan atrapadas en ellas de forma accidental, el resultado suele ser su muerte.

Un reciente suceso ha tenido lugar en las playas de Sidi Bou Said, en Túnez, donde ha aparecido una gigantesca ballena muerta. Llegó hasta la misma orilla, donde quedó varada por culpa de una red que la envolvía. Nada pudo hacerse por ella.

Un rescate especializado

Como ella, muchas otras corren la misma suerte: ballenas jorobadas, ballenas grises y también delfines… Los cetáceos quedan enredados en hilos de pesca o en otros artilugios y se hace necesario un rescate con el fin de intentar que salgan indemnes del percance. Incluso hay cursos de especialización para activistas y militares que forman para poder ayudarlas del mejor modo.

Pero no todas las historias tienen un triste final. Por suerte, cuando se detecta de forma rápida dónde hay una ballena en apuros, a menudo activistas dispuestos incluso a jugarse la vida para desenredarlas. Y, aunque obviamente son muchos más los casos que tienen un desenlace fatal, afortunadamente también los hay muy positivos.

Ayudar a las ballenas atrapadas en redes
Gracias al siguiente vídeo podemos presenciar el rescate de una ballena jorobada que quedó atrapada en una de estas redes asesinas. Nada más ser liberada, la ballena sorprende a sus salvadores demostrándoles su agradecimiento con un comportamiento emocionante. O quizás no. Quizás no había agradecimiento alguno, ni falta que hacía, en realidad.

Sea como fuere, lo cierto es que fueron unos momentos mágicos, un auténtico privilegio, la mejor recompensa: verla celebrar su recuperada libertad. Libre de nuevo, deja de gritar desesperada. Se aleja a una cierta distancia y empieza a saltar, juguetea exultante, regalándoles un maravilloso espectáculo con sus piruetas sobre el agua…