Las ballenas jorobadas dejan de estar en peligro de extinción
La mayor parte de las poblaciones de ballenas jorobadas que habitan océanos de todo el mundo han salido de la zona de peligro, una excelente noticia que demuestra lo importante y fructífero que pueden llegar a ser los esfuerzos de conservación y protección.

La buena nueva viene con motivo de otra noticia, no tan positiva. Y es que Estados Unidos propone retirar a la mayoría de las poblaciones de ballenas de la lista de especies en extinción de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés), donde las ballenas jorobadas (Megaptera novaeangliae) están desde 1970.

Seguirán estando protegidas

Los esfuerzos proteccionistas llevados a cabo desde entonces son los artífices de la recuperación, por lo que salir de ella podría ponerlas en peligro, si bien éste sería relativo, pues las leyes seguirían protegiéndolas.

Afortunadamente, de salir adelante la propuesta, al menos 4 de las 14 poblaciones de estos mamíferos marinos seguirían dentro de la lista y, en todo caso, el resto de los grupos seguirían estando protegidas por la Ley de Protección de los Mamíferos Marinos de Estados Unidos.

La protección de esos cuatro grupos, todavía vulnerables, se basa en la decisión de establecer una distinción entre las distintas poblaciones, por considerar que tienen una vida independiente.

Las ballenas jorobadas dejan de estar en peligro de extinción
La pesca industrial es el principal enemigo de estos cetáceos. La decisión será tomada dentro de tres meses, periodo durante el que la organización valorará la propuesta y escuchará a las partes implicadas.

Si la respuesta es positiva, pese a seguir protegiéndolas la legislación, las ballenas jorobadas de esos diez grupos abandonarían el estatus de “en peligro de extinción” y de “amenazada”, lo que implicaría menos ayuda y, al mismo tiempo, centrar ese apoyo a los grupos más necesitados.