Berlín, ejemplo de lucha contra la contaminación