Bibulu, una red social para encontrar a cuidadores para las mascotas
Ninguna excusa es aceptable a la hora de abandonar mascotas. Ni irse de vacaciones o de viaje, ni pasar por dificultades económicas. Siempre hay alguna alternativa. Se pueden dejar las mascotas en refugios, en asociaciones protectoras de animales, en residencias o, ahora, a través de una nueva web, se pueden dejar durante unos días o semanas a cargo de un hogar de acogida.

La idea de esta web, Bibulu, es asegurar el bienestar de las mascotas, al tiempo que facilita la vida a los dueños. Sus impulsores son Enrico Sargiacomo y Tomasz Matuszczyk. Es una plataforma que se convierte en una alternativa a las residencias caninas cuando los dueños busquen dejar a sus mascotas durante un viaje o cualquier otra situación inesperada.

Los usuarios pueden dejar su mascota o hacerse canguro por unos días. Bibulu, por su parte, se asegura de controlar todos los perfiles de los canguros para garantizar que sean personas acogedoras y responsables. Pueden ser cuidadores profesionales o amantes de los animales. En cualquier caso, podrán ganar un dinero extra mientras echan una mano a los dueños de las mascotas.

Todos los servicios de paseo u hospedaje contratados a través de esta web cuentan con una cobertura veterinaria de emergencia, así que los dueños pueden viajar sin preocupaciones: su mascota está en buenas manos. Los pagos y cobros se hacen a través de la web, a través de tarjeta de crédito, paypal o transferencia bancaria.

Ventajas para todos

Bibulu, una red social para encontrar a cuidadores para las mascotas
Ser canguro en Bibulu tiene alguna ventaja, como la posibilidad de ganar dinero hospedando mascotas (puede ser en el tiempo libre o durante los fines de semana) mientras se disfruta de la compañía de un animal doméstico por unas horas o unos días y la seguridad de que la propia web se encarga de los pagos y de que se cobre a tiempo. Por su parte, los dueños de las mascotas obtienen canguros contrastados, identificados y motivados, y, en todo caso, pueden elegir quién cuidará de su mascota.

Pero quizá los que más disfruten con este servicio sean las mascotas. Pasarán los días en un verdadero hogar y no en jaulas de lejanas residencias (quizá el canguro se encuentre en el mismo barrio y el perro pueda pasear por donde acostumbra). Y siempre tendrá un cuidado personalizado. Las residencias caninas, en demasiadas ocasiones, están abarrotadas y sus responsables, aunque quieran, no pueden cuidar a todos los residentes como merecen. De momento, este servicio está disponible en Madrid y Barcelona, aunque sus creadores quieren expandir el proyecto.