Brasil 2014, el Mundial de Fútbol más ecológico