menu
Compartir

Caladium: cuidados

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 22 julio 2022
Caladium: cuidados

El Caladium es una planta que resulta imposible de pasar por alto cuando se entra a un cuarto en que está presente. Se trata de unas preciosidades de hojas coloridas que cautivan desde la primera mirada, pero toda esta belleza viene con un pequeño precio a pagar: sus cuidados no son del todo sencillos.

Si quieres aprender cuáles son los cuidados de la planta Caladium en casa y mantenerla radiante, sigue leyéndonos en este artículo de EcologíaVerde.

También te puede interesar: Aglaonema: cuidados

Características de la planta Caladium

Los Caladium o caladios son plantas tuberosas y herbáceas de la familia de las Araceae, que se caracterizan por sus llamativas hojas en forma de corazón que, debido a las múltiples hibridaciones a que se han sometido, presentan a día de hoy más de 1.000 variaciones en sus tonalidades y colores.

Existen 12 especies de Caladium, aunque la más popular para su cultivo en el hogar es el Caladium bicolor, al que nos referimos habitualmente cuando nos referimos a la planta Caladium a secas. Alcanzan unos 30 cm de altura aproximadamente y provienen principalmente de América Central, Brasil y Guayana.

Caladium: cuidados - Características de la planta Caladium

Ubicación para la planta Caladium

Procediendo de la selva amazónica como lo hace, es fácil imaginarse el tipo de necesidades que el caladio tiene respecto a la luz: debes ubicarlo en una zona muy luminosa pero alejado de las fuentes directas de luz, como las ventanas.

Si tu caladio no recibe la suficiente luminosidad, la intensidad de los colores de sus hojas se verá rápidamente afectada, del mismo modo que si lo expones a la luz directa es muy probable que se le quemen. Esta delicadeza con su ubicación es uno de los primeros puntos problemáticos que podemos encontrarnos con los cuidados de esta planta.

En interior, debes además mantener la maceta alejada de las fuentes artificiales de calor, como radiadores, estufas o chimeneas, que pueden provocarle graves daños por exceso de sequedad ambiental.

Temperatura para la planta Caladium

La temperatura es, quizás, el más importante de los cuidados del caladio. Para estar en las mejores condiciones, la planta necesita una temperatura bastante estable de alrededor de 21 ºC, no tolerando ni el frío ni las temperaturas por encima de los 30 ºC, ni siquiera de forma puntual.

Debido a esto lo habitual es cultivar el Caladium como planta de interior, ya que incluso en muchos climas tropicales o subtropicales las temperaturas varían a veces fuera del rango de bienestar de la planta.

Caladium: cuidados - Temperatura para la planta Caladium

Riego y humedad para la planta Caladium

El riego es otro cuidado muy importante para el Caladium y, desgraciadamente, también demanda bastante atención. La planta necesita niveles bastante estables de humedad en el sustrato, que debe estar siempre ligeramente húmedo pero nunca encharcado.

Esto quiere decir que no puedes regar tu caladio con una gran cantidad de agua y olvidarte durante unos días: lo más probable si haces eso es que lo mates rápidamente. Los riegos deben ser regulares, frecuentes y ligeros, de forma que la capa superficial del sustrato no llegue a secarse nunca durante los meses cálidos, aunque en invierno puedes dejar que lo haga ligeramente.

En este caso lo más aconsejable es fijarse en las hojas de la planta: si cuando brotan aparecen enrolladas quiere decir que el caladio necesita algo más de agua. Ante la duda, siempre es mejor pecar de poco riego que de demasiado, puesto que si la planta está un poco seca se recuperará enseguida en cuanto la riegues si no ocurre habitualmente, mientras que si encharcas el sustrato es posible que la mates.

En cuanto a la humedad, para mantener un nivel adecuado de humedad ambiental en la planta puedes colocarla sobre un plato con piedras o guijarros de buen tamaño y agua, sin que esta llegue a cubrirlos. Pon la maceta encima, sin que llegue a tocar el agua, y la evaporación natural del agua del plato hará el trabajo de mantener la humedad ambientan en torno a tu caladio en su punto adecuado. Esto solo necesitas hacerlo en los meses cálidos a menos que la planta parezca secarse y, eso sí, recuerda cambiar el agua dos veces por semana.

En estos artículos puedes leer sobre Cuándo regar las plantas y Cómo regar las plantas en vacaciones.

Sustrato para la planta Caladium

Lo más importante con el sustrato del caladio es que ofrezca un drenaje lo mejor posible. Puedes usar una mezcla de turba con arena, que dará buenos resultados, o probar la mezcla universal para semilleros con turba, humus de lombriz y fibra de coco, todas en la misma proporción. Añade después un puñado de perlita y otro de vermiculita y tendrás un sustrato ideal para la mayoría de plantas, rico, ligero y drenado.

Abono para la planta Caladium

El caladio solo necesita de aporte de bono cuando el verano empieza y cuando termina. Lo ideal es usar humus de lombriz o algún otro tipo de fertilizante ecológico, como bokashi o compost. Añade unos dos centímetros a la base de la maceta y esta agradecerá enseguida el aporte de nutrientes.

Te recomendamos leer sobre el Abono orgánico: qué es, tipos, beneficios y cómo hacerlo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Caladium: cuidados, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Caladium: cuidados
1 de 3
Caladium: cuidados

Volver arriba