Características del planeta Tierra que hacen posible la vida

Características del planeta Tierra que hacen posible la vida

De una masa incandescente que experimentaba bruscos cambios, la Tierra ha ido evolucionando, sin dejar de hacerlo en ningún momento, hasta convertirse en un lugar habitable para los seres vivos. Este planeta es el único conocido hasta el momento con unas características especiales que han hecho posible la vida. Plantas y animales, incluidos los seres humanos, compartimos este hogar y convivimos en cierta armonía gracias a sus características. Sin embargo, ¿sabemos cuáles son esas condiciones del planeta azul que hacen posible la vida?

Una serie de coincidencias relacionadas entre sí hicieron posible el milagro de la vida, permitiendo que estemos nosotros mismos en este preciso momento analizando este artículo. Si quieres conocer las características del planeta Tierra que hacen posible la vida, sigue leyendo este artículo de EcologíaVerde y descúbrelo.

El milagro de la vida en el planeta Tierra

En un pequeño planeta insignificante en la inmensidad del espacio sucedieron, hace alrededor de 4.000 millones de años, unas condiciones particulares que hicieron posible la vida. Desde compuestos orgánicos simples, como algas o bacterias; hasta organismos pluricelulares, como animales y plantas que aparecieron hace solo 570 millones de años. La Tierra ha dado vida a todos los organismos vivientes de nuestro alrededor gracias a sus condiciones.

Hasta nuestros días, las circunstancias han continuado relativamente estables para la mayoría de los seres vivos, lo que ha permitido que hoy en día se estime que existan aproximadamente 8,7 millones de especies de animales y plantas, de las cuales solo 1.9 millones han sido descubiertas. Además, también se conoce que cerca del 99% de todas las especies que habitaron la Tierra en algún momento de la historia se han extinguido en la actualidad.

A continuación, vamos a detallar una por una las condiciones que hicieron posible la vida en nuestro planeta:

  • El agua en estado líquido.
  • La distancia entre la Tierra y el Sol (la luz y la temperatura).
  • Las dimensiones de la Tierra.
  • La existencia de atmósfera.
  • Elementos químicos especiales.
  • Campo magnético terrestre.

La existencia de agua en estado líquido

El agua es esencial para desarrollar y mantener vida. Todas las reacciones químicas del metabolismo de los seres vivos se realizan en ella, y es la base de todos los organismos vivos que se conocen. Este elemento es necesario para hidratar, limpiar, regular el clima, aportar energía e incluso albergar vida. Un compuesto imprescindible para que exista cualquier tipo de vida.

Quizás, uno de los datos que mejor demuestra esta importancia tan marcada para la existencia de vida es el porcentaje de agua que hay en la Tierra. Ya sea en forma sólida, líquida o en vapor, un 70% del planeta se compone de agua, de ahí que comúnmente se denomine el planeta azul, y curiosamente es el mismo porcentaje de agua que hay en el organismo humano.

Conoce más sobre la Importancia del agua para el planeta aquí.

La distancia entre la Tierra y el Sol

La distancia precisa que hay entre la Tierra y el Sol, 150 millones de kilómetros, hace que las condiciones de temperatura y luz sean oportunas para la vida.

La luz

Por un lado, el paso de la luz solar es vital para los seres vivos, como por ejemplo las plantas, que la necesitan para realizar la fotosíntesis, proceso por el que dichos seres convierten el C02 en 02. Sin la existencia de la luz solar, las plantas no existirían, y sin ellas, los animales tampoco.

La temperatura

Por otro lado, la temperatura media de la Tierra oscila los 15ºC, con zonas más frías y otras más cálidas dependiendo de la cercanía de la estrella a los distintos puntos geográficos de la Tierra. Esto también da lugar a la existencia de las estaciones y los cambios climáticos, que a su vez permiten la presencia de muchos ecosistemas que dan vida a muchas especies.

La temperatura, a su vez, facilita la existencia de agua líquida, ineludible elemento para la vida. Sin la energía solar, el agua no cambiaría de estado y se mantendría, probablemente, en estado sólido, por lo que los seres vivos no podrían sobrevivir.

Por lo tanto, el Sol como fuente energética principal de todo el planeta, nos aporta luz y calor y es esencial para el bienestar de los organismos vivos que habitan la Tierra, circula a través de ellos y les da la vida.

Las dimensiones de la Tierra y la existencia de atmósfera

Otras de las características del planeta Tierra que hacen posible la vida, son las dimensiones o tamaño del planeta y que haya atmósfera.

El tamaño de la Tierra es lo suficientemente grande como para atraer a su atmósfera. De hecho, si su tamaño fuese menor, su masa no provocaría la fuerza gravitatoria suficiente para retenerla; y de lo contrario, si su masa fuese mayor, y por consiguiente su gravedad también, la atmósfera se haría densa y espesa, impidiendo la entrada de la luz del Sol.

Además, la atmósfera podría definirse como una capa protectora que nos proporciona elementos necesarios para la vida, como el oxígeno, y que a la vez nos protege de lo nocivo. Así, esta capa permite que la energía de la luz del Sol penetre en nuestro planeta para dar lugar a la vida mientras nos protege de las radiaciones perjudiciales, como las ultravioletas, la radiación gamma o los rayos X. No obstante, a pesar de la importancia de la atmósfera, los seres humanos estamos dañándola inconscientemente, poniendo en riesgo nuestra propia existencia.

Conoce aquí más Curiosidades científicas sobre la atmósfera.

Componentes de la Tierra: elementos químicos especiales

Una serie de elementos químicos presentes en la superficie terrestre, es decir los componentes de la Tierra que son resultado directo del resto de condiciones que favorecen la vida en la Tierra, permiten la existencia de las biomoléculas que componen a los organismos vivos.

La combinación de los elementos químicos de nitrógeno, carbono, oxígeno e hidrógeno, junto con otros en menor cantidad también procedentes de la Tierra, hacen posible la vida.

Campo magnético terrestre

El planeta azul tiene una estructura interna que se extiende desde el interior de la Tierra, el núcleo interno, hasta su límite en el que choca con el viento solar. Esta estructura forja un campo o barrera magnética esencial para proteger a los organismos vivos de la radiación solar en la superficie, por lo que su función principal se centra en mantener el equilibrio del planeta frente a los rayos del Sol que golpean la Tierra.

Si este campo no existiera, la vida no podría desarrollarse porque:

  • Nos protege de la radiación del Sol dañina al hacer de filtro o barrera.
  • Muchas aves realizan migraciones guiadas por este.
  • Ciertos animales se ubican gracias al mismo.
  • Es fundamental para el crecimiento de las plantas.
  • En general, es esencial para la salud de todos los organismos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Características del planeta Tierra que hacen posible la vida, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Curiosidades de la Tierra y el universo.