Catástrofe ambiental por derrame de crudo en Houston
Por si no hubiera habido bastante con el desastre del Golfo de México, aquel masivo vertido de petróleo ocurrido en 2010, menos de un lustro después unos 600 litros de crudo acaban de contaminar las aguas de la bahía de Galvestonm (Houston), un punto estratégico de transporte para Texas y la puerta hacia aquella cuenca oceánica.

El desastre ambiental ocasionado ha contaminado las aguas de la bahía y, como suele ocurrir en estos casos, valorar los daños ocasionados al ecosistema es realmente difícil. Además, todavía es pronto para conocer la magnitud del problema, pero ya se teme que produzca un grave impacto en las aves de la zona, que están en pleno periodo migratorio, y también serán importantes las pérdidas económicas, pues se trata de un lugar turístico que también tiene actividad pesquera.

Demanda colectiva

Debemos este generoso regalo de oro negro a a un barco propiedad de Kirby Inland Marine. El Miss Susan estaba remolcando un buque de la compañía Cleopatra Shipping, cuando ocurrió el incidente: el derrame de cientos de litros después de que una barcaza que transportaba 3,5 millones de litros de crudo pesado chocara con otro navío el sábado.

Catástrofe ambiental por derrame de crudo en Houston
Ahora, ambas compañías figuran como responsables en una demanda colectiva interpuesta por las empresas de pesca y pescadores afectadas por la catástrofe. En ella, se afirma que el incidente “ha tenido un efecto enorme y devastador para la Bahía de Galveston, el Golfo de México y las personas que dependen de ellos”.

El derrame podría llegar a ser peor de lo esperado. Por lo pronto, se han contabilizado al menos 600 litros de petróleo en las aguas de la bahía desde el pasado fin de semana, pero la pesadilla no ha terminado. Científicos de Houston Audubon Society no cesan de rescatar a decenas de aves manchadas de petróleo.