Curiosidades

10 documentales ecológicos que no puedes dejar de ver

La televisión y el cine pueden convertirse en importantes aliados a favor de la concienciación ecológica. Las poderosas herramientas de las obras audiovisuales son capaces de informar sobre la realidad actual, sensibilizar, explicar un problema y, por tanto, concienciar a las personas a que adquieran comportamientos más ecológicos. Entre las -cada vez más- numerosas películas, series y obras maestras que buscan este objetivo, se encuentran los documentales. Valiosos trabajos que hablan sobre varias de las problemáticas actuales que sufre el planeta: incluyendo las técnicas agrícolas destructivas, la deforestación, el cambio climático y un grande etcétera. De hecho, muchos de los documentales que vamos a presentarte a continuación ya forman parte de festivales ecológicos, como el Festival Internacional del cine de medio ambiente, y ya han conseguido concienciar a mucha gente.

Hay muchos y muy buenos documentales que cumplen este importante objetivo y que además te encantaría ver, pues son curiosos, entretenidos y muy muy interesantes, pero los diez que vamos a mostrarte a continuación nos parecen documentales imprescindibles.

“El síndrome del Titanic” Nicolas Hulot (2008)

Su creador compara el iceberg que arrasó al Titanic (mientras sus pasajeros comían y bailaban sin saber lo que se les avecinaba) con lo que está pasando en el mundo con la destrucción del planeta. Ahora estamos bien, pero un “iceberg” se aproxima. Es un grito de alarma sobre los desastres ecológicos que a la vez busca que el mundo entero despierte y encuentre una solución.
Seguir leyendo

Movilidad sostenible: bicis compartidas y más trenes en China
En cuanto a calidad ambiental urbana, no descubrimos nada diciendo que China es un país demencial. El problema que padece en esta materia es tan grave que rompe récords a nivel mundial, y pese a los intentos por mejorar la situación, son muchas las ciudades que prácticamente no ven la luz del sol.

De ese robo del cielo es responsable la mala calidad ambiental y, a su vez, de ésta lo son sobre todo las malas políticas. Ya sea por no resultar acertadas o simplemente por negligencia, lo cierto es que los gobernantes no han dado la respuesta necesaria para decir adiós para siempre a la nube tóxica que demasiado a menudo envuelve sus ciudades.

En especial, aquellas situadas al norte del país, si bien se trata de un problema general que debe atajarse. Y no solamente poniendo fin a la enorme contaminación que emiten las fábricas, sino también por el uso y abuso del carbón en los hogares y el intenso tráfico rodado, además de la indudable influencia que ejerce la consabida densidad poblacional.

Ampliando la red ferroviaria

Una de las medidas más importantes en la reducción de emisiones y, por lo tanto, también en la mejora de la calidad del aire es, sin duda, la enorme inversión, de más de 500 millones de dólares, para el desarrollo de la red ferroviaria.

Movilidad sostenible: bicis compartidas y más trenes en China
Para el año 2020 China planea una expansión de su sistema ferroviario que incluye un fuerte impulso de su red de alta velocidad, cuyo crecimiento se estima en torno a los 30.000 kilómetros.

En cuanto al territorio cubierto por la red de alta velocidad, el 80 por ciento de las principales ciudades de China lo estarán, incluyendo a regiones como la del suroeste, especialmente deprimidas.

En otras palabras, se trata de un ambicioso proyecto que en apenas cinco años años conectará a zonas del país muy desiguales a nivel económico, con lo que se busca un desarrollo más uniforme.

Gracias a este nuevo plan se compensarán agravios comparativos hacia las regiones más pobres, pues el alta velocidad estaba desarrollándose sobre todo en las regiones costeras y del este de China.

Así pues, dejará de excluirse a las áreas más pobres, al tiempo que se lucha por un medio ambiente más salubre. Una interesante contribución que, habida cuenta de lo dramático del problema, no será decisiva, pero sí contribuirá a una notable mejoría.

Movilidad sostenible: bicis compartidas y más trenes en China
Según los informes oficiales, se pretende tanto impulsar el crecimiento como la reducción en las emisiones de gases de efecto invernadero del transporte por carretera. Con ello, lógicamente, se reducirá la contaminación del aire, no solo en lo que respecta a los gases de efecto invernadero asociados, sino también en lo tocante a partículas polucionantes que suponen una seria amenaza para la salud pública.

Automóviles vs bicicletas

A su vez, se fomenta la movilidad sostenible a través del vehículo más ecológico por antonomasia: la bicicleta, por otro lado el sistema de transporte más tradicional del país, en realidad un símbolo. Pero más idílico que real, a día de hoy.
Seguir leyendo

El corazón de los volcanes, una fuente de energía inagotable
Las fuentes de energía geotérmica incluye un lugar tan insólito como son los volcanes. Sorprendente, pero no extraño, en realidad, pues la energía geotérmica se obtiene a través de la extracción del calor almacenado en el interior de la Tierra.

Se trata de un sistema de extracción en constante evolución, siempre en busca de un mayor rendimiento. Actualmente, por ejemplo, se está intentando sacar partido de la denominada agua supercrítica (a una mayor profundidad) con el fin de aprovechar su mayor productividad.

No en vano, permite generar hasta diez veces más energía que un pozo de petróleo. Y se trata de una energía, más que renovable, eterna. Sus características, en suma, resultan idóneas de cara a un futuro más verde.

Las ventajas son muchas, tanto a nivel de costes como de impacto ambiental, ya que se requiere una menor zona extractiva y una producción de energías verdes que suponen un impulso importante de cara a lograr una sociedad baja en carbono.

El corazón de los volcanes, una fuente de energía inagotable
Sin duda, menos emisiones y, en general, una reducción de la polución atmosférica sería todo un avance de cara a mejorar la salubridad del entorno, pues la contaminación enferma y también acaba con millones de vidas anualmente. Además, la energía geotérmica tiene el suficiente potencial para responder a nuestras enormes necesidades de energía.

El poder del magma

La energía verde más prometedora podría no ser la solar ni la eólica, sino aquella obtenida varios kilómetros bajo tierra. Pero mucho más profundamente de lo que se está extrayendo ahora.
Seguir leyendo

5 sorprendentes inventos para enfriar el planeta
Si el calentamiento global tiene un origen humano, -eso que se ha convenido en llamar cambio climático antropogénico-, por suerte también nosotros podemos ayudar a ralentizarlo, detenerlo e idealmente revertirlo. ¿Pero, cómo hacerlo? Además de las conocidas propuestas que persiguen la tan traída y llevada transición a una sociedad baja en carbono, la tecnología orientada a enfriar el planeta puede hacer una gran diferencia.

Las aportaciones tecnológicas puede suponer una pequeña o gran ayuda, todo depende de cómo resulten y de lo que nos depare el futuro. Y es que en cuestión de innovaciones, los inventos que están por probar y por venir son una gran incógnita, tanto para lo bueno como para lo malo.

¿Contaremos con tecnología capaz de enfriar el planeta? Es la pregunta del millón y, como tal, hoy por hoy sin respuesta. Sea como fuere, no cabe duda de que las propuestas no faltan. Algunas son locas y otras muy locas, pero pero ser inesperadas y sorprendentes hasta decir basta no significa que no puedan ser la mar de efectivas.

1. Un aerosol de calcita

Un aerosol de base antiácido, concretamente de calcita, sería permitiría bloquear el sol tanto para proteger la capa de ozono y, por otro lado, lograr neutralizar la acidez perjudicial debido a la contaminación.

Es la propuesta de geoingenieros de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas (SEAS) de la Universidad de Harvard, quienes sugieren usar este componente de la piedra caliza como un agente enfriador una vez inyectado en la atmósfera. Su efecto, afirman en un artículo que se publica en “Proceedings of the National Academy of Sciences”, sería suficientemente eficaz como para neutralizar el calentamiento global.

5 sorprendentes inventos para enfriar el planeta
Así de complicado y de sencillo: una especie de aerosol que nos librara del daño a la capa de ozono y del calentamiento global. Sobre el papel puede parecer muy sencillo, pero a bote pronto surgen muchas preguntas. Por ejemplo, si no se ha hecho ya, habría que estudiar los efectos colaterales y modos de aplicación.

2. Erupciones volcánicas

El científico Paul Crutzen y su equipo proponen inyectar de forma periódica dióxido de azufre en la estratosfera, justo donde no pudiera afectar a nuestra salud, supuestamente, con el fin de refrigerar el planeta.
Seguir leyendo

5 curiosas iniciativas para cuidar el planeta
Reciclar, reutilizar o reducir, las tres erres de la ecología siguen siendo conceptos irremplazables, sin competencia a la hora de plantear proyectos que logren los mejores resultados. Volver a dar, en definitiva, una vuelta de tuerca a recursos de una u otra manera puede traer grandes ideas que, en muchos casos, además se convierten en realidad.

En este post vamos a repasar algunos curiosos proyectos que hacen gala de una imaginación y osadía importantes con el fin de lograr un beneficio ambiental, al tiempo que logran un negocio lucrativo o, por ejemplo, una idea rentable o eficiente en uno u otro sentido.

1. Convertir ropa usada en combustible de aviones

La primera de las ideas es realmente llamativa. A través de la colaboración entre una línea aérea nipona y una empresa de reciclaje se ha creado un método para convertir la ropa vieja en combustible para los aviones.

5 curiosas iniciativas para cuidar el planeta
Es decir, a través de este curioso proyecto la ropa vieja va a encontrar una segunda vida como combustible para aviones. En primer lugar, para los de Japan Airlines, transformada por la empresa de reciclaje de Japón Planificación Ambiental (Jeplan), en colaboración con el prestigioso Green Earth Institute de Tokio.
Seguir leyendo

El árbol Kiri, un gran aliado del planeta
Es un árbol ornamental, grande y frondoso, realmente llamativo, originario de China y bautizado con el nombre de Kiri (paulownia tomentosa o paulownia imperial), si bien también se le conoce como árbol Emperatriz. Pero estas características no son las que le han dado una especial relevancia a nivel ambiental.

¿Entonces, qué tiene de especial este árbol de la familia de las paulowniaceae perteneciente a la familia de las paulowniaceae? Su rasgo distintitivo, eso que lo convierte en único está relacionado con su eficiencia a la hora de hacer la fotosíntesis.

Es decir, consume más dióxido de carbono (CO2), principal gas de efecto invernadero, y produce también mayor cantidad de oxigeno si lo comparamos con otros árboles. Una capacidad que explican sus enromes hojas y sus peculiares características metabólicas.

En cifras, aumenta de forma importante la productividad de otros árboles, pudiendo llegar a multiplicarla por diez. Concretamente, cada día un solo árbol de Paulownia captura un captura unos 21,7 kilógramos de CO2 para convertirlos en casi 6 kilógramos de oxígeno.

El árbol Kiri, un gran aliado del planeta
Su alta capacidad para oxigenar y refrescar el ambiente se suma a su bonita estampa para convertirlo en una opción eco amigable para los jardines de las contaminados urbes. No en vano, se trata de un árbol majestuoso, con un gran potencial para la jardinería ornamental que, a su vez, proporciona una agradable sombra, junto a otras muchas ventajas que se mencionan a continuación.

Igualmente, las plantaciones de Kiri son una solución interesante para la repoblación forestal. En este caso no siempre se respeta el espacio necesario para que puedan desarrollar sus copas todo lo necesario. Una circunstancia que también se produce cuando se plantan con fines económicos, concretamente para la obtención de madera aprovechando su rápido crecimiento. Por su parte, cuando tiene que competir con árboles más altos que le dan sombra tiene muchas dificultades para desarrollarse.

Seguir leyendo

Holanda tendrá carreteras de plástico reciclado
¿Carreteras de plástico? No, no son de juguete, sino un proyecto ambiental que podría marcar un antes y un después en la construcción de carreteras. Y sí, así es, serán carreteras hechas de plástico, y la ciudad de Rotterdam, en los Países Bajos, apuesta por ellas.

No solo los coches pueden mejorar su huella de carbono con su transformación en vehículos híbridos o eléctricos, sino también las carreteras. La reducción de las emisiones de dióxido de carbono, el gas de efecto invernadero más importante, es el reto en ambos casos, al tiempo que se busca mejorar la calidad del aire.

Porque no solo deterioran su calidad los gases que vomita el tubo de escape, sino también la construcción de carreteras. De hecho, puede deteriorarse la calidad del aire en el área donde se llevan a acabo las obras, así como aumentar el aporte a los gases de efecto invernadero.

La idea que viene a solventar estos problemas como por ensalmo se llama Plastic Road y la solución propuesta no es otra que pavimentar con plástico ecológico, aunque sea entre comillas, pues lo suyo sería tender a su eliminación, no a su reciclaje.

Pero eso es ir demasiado lejos, al menos, para el objeto de este post. Siguiendo con la idea, en Rotterdam tienen claro que el futuro podría dar un giro revolucionario al concepto tradicional de carretera para convertir el plástico reciclado en su materia prima.

Holanda tendrá carreteras de plástico reciclado
Por lo pronto, van a empezar a colocar a modo de prueba unos caminos modulares que se pueden poner y quitar como si del famoso circuito de Scalextric se tratase. Es decir, además de evitar el uso de materiales contaminantes que además suponen la explotación de recursos naturales, a la hora de reparar tramos de carretera bastaría con sustituir ese trozo, sin más complicaciones.
Seguir leyendo

10 increíbles iniciativas verdes que utilizan excrementos
Diez proyectos distintos, pero todos ellos con mucho en común. Por un lado, son iniciativas verdes, que buscan cuidar el planeta de un modo u otro, ya sea reduciendo emisiones de gases de efecto invernadero o, por ejemplo, desechos gracias al aprovechamiento de las heces o la orina.

Originales y las más de las veces sorprendentes, aunque algunos de ellos no puedan ser en modo alguno ideales para los amantes de los animales. Aún así, no puede negarse que constituyen un paso adelante en cuestiones ambientales, ya sea en cuanto a reciclaje, reutilización, generación de energía y/o alternativa a otros productos de composición química.

10 increíbles iniciativas verdes que utilizan excrementos
No solo se trata del invento o de su aplicación, todo un logro, sin duda, sino de conseguir una aplicación más generalizada. El desafío, por lo tanto, sigue siendo el de siempre: su popularización. Y, sea como fuere, no cabe duda de que son un ejemplo de lo mucho que se está avanzado en estas cuestiones:

1. Estiércol de vaca convertido en biogás

El estiércol de vaca puede convertirse en energía, concretamente en biogás. Un ejemplo de ello es el proyecto que se está llevando a cabo con granjeros holandeses a iniciativa del gobierno con el fin de convertir este sistema en una importante fuente de energía para el país.

El problema de las emisiones de metano que procede de las vacas lecheras es importante y el objetivo es frenarlo a través de un programa del Ministerio de Economía mediante digestores anaeróbicos subvencionados que convierten el estiércol en biogás con la ayuda de bacterias. Una energía que pueden utilizar y también vender.

2. Electricidad con la caca de vaca

La captura del metano y su conversión en electricidad es el objetivo del proyecto de una empresa láctea de China, que lo logra de forma sobresaliente. En concreto, consiguen generar la cantidad de electricidad suficiente como para cubrir las necesidades energéticas de 3.500 hogares estadounidenses o, si se quiere, de aún muchos más hogares chinos, donde el gasto energético es menor.

10 increíbles iniciativas verdes que utilizan excrementos
Se trata del sistema del mundo más productivo a la hora de transformar electricidad a partir de las bostas de 60.000 vacas. Además de ahorrar electricidad se evitan emisiones, al tiempo que se consigue reducir residuos, malos olores y mejorar el valor del estiércol frente al original.
Seguir leyendo