Medio ambiente

Impacto ambiental del aumento de las temperaturas
El impacto ambiental del aumento de las temperaturas por el avance del cambio climático es, sin duda, uno de los grandes misterios que la ciencia está intentando dilucidar. Si bien se saben cuáles serán las consecuencias generales, el desafío se encuentra en conocer cuándo se producirá y de qué modo concreto afectará a unas u otras regiones.

Igualmente, la meta está en poder pronosticar de qué modo el caos provocado por el cambio climático provocará reacciones a distintos niveles, muchas de ellas en cadena, asociadas de forma directa o indirecta. Son muchos los interrogantes, en suma, que todavía necesitan respuesta, pero también es posible determinar, grosso modo, cuál será el impacto ambiental que se espera. Será en estas conclusiones generales en las que nos centraremos.

Un aumento de 4 grados para 2100

Si las emisiones de gases de efecto invernadero siguen al ritmo actual, el escenario es muy pesimista. Sin embargo, también es cierto que los científicos trabajan con modelos determinados, en función de los cuales obtienen unas conclusiones determinadas. Por lo tanto, no puede afirmarse que a finales de siglo se alcanzarán unas determinadas temperaturas como pronóstico inamovible.

La razón es sencilla: en caso de que las condiciones contempladas en el modelo o patrón empleados para realizar la investigación variasen de forma significativa por cualquier motivo (como una menor emisión de gases de efecto invernadero por un cambio de modelo energético o, por ejemplo, por el descubrimiento de nuevas tecnologías, etc.) su confiabilidad sería menor, lógicamente.
Seguir leyendo

Ver documentales sobre la naturaleza es bueno para la salud
Las emociones que genera la naturaleza, su contemplación en vivo o a través de la pantalla, en programas o documentales, nos ayudan a sentirnos mejor. Según un nuevo estudio de la Universidad de California, ver documentales sobre la naturaleza o animales tiene efectos beneficiosos para la salud e incluso nos hace más felices.

El estudio ha sido encargado por la BBC, una de las mayores productoras de documentales de este tipo, lo cual puede hacernos dudar de esta conclusión o, al menos, estimarla poco objetiva por venir de quien viene.

Sin embargo, también es cierto que el trabajo se encomendó a un equipo especializado en este tipo de cuestiones, con un prestigio científico individualista. Sea como fuere, los resultados son curiosos e interesantes, entre otras razones por estar en concordancia con otros anteriores que llegaban a conclusiones similares.

La importancia del contacto con la naturaleza

El trabajo está en línea con otras investigaciones que reconocen el poder benefactor de la naturaleza para el ser humano, concretamente de su presencia como necesaria para sentirnos más plenos y felices.

Ver documentales sobre la naturaleza es bueno para la salud
De igual manera, nos lo dice el sentido común, así como la propia experiencia. Eso sí, la experiencia no debe ser demasiado traumática, y tratándose de la Naturaleza, ésta puede enseñarnos su lado más agresivo fácilmente.

Seguir leyendo

Tiramos al mar 7 millones de toneladas de basura cada año
El último informe de la Unesco sobre la polución oceánica, concretamente acerca de las basuras que echamos al mar, ofrece unas cifras que espantan. Coincidiendo con la celebración del Día Mundial de los Océanos este mes de junio, la organización dio a conocer sus conclusiones, al tiempo que tuvo lugar la conferencia Voces por una Mar Sana, dando pie a declaraciones de expertos no menos pesimistas.

El incremento de la basura marina se ha acelerado en las últimas décadas. Desde los años ochenta, la cantidad de basura marina que hay en la capa superficial de los océanos se ha disparado, hasta aumentar más de un ciento por ciento, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

“Arrojamos ocho millones de objetos diarios al océano, que, en conjunto, alcanzan un peso total de siete millones de toneladas de basura anuales”, dijo el director de la AAE, Daniel Rolleri.

Organizaciones como la ONU u otras asociaciones conservacionistas llevan años advirtiendo que de seguir a este ritmo polucionador, a mediados de siglo habrá más plástico que peces en los océanos. Por descontado, si además contamos los otros tipos de residuos, también superarán en cantidad a la vida marina.

Tiramos al mar 7 millones de toneladas de basura cada año
Evitarlo, por otra parte, exigiría no solo regular el uso de determinados materiales para reducir su fabricación y aumentar su reutilización y reciclaje, sino también recurrir a tecnologías eficaces a la hora de limpiar los mares.

A juicio de Rolleri, la solución no es otra que dejar de utilizarlos. El experto no confía en el reciclaje para solucionar el problema. Podría reducirse su número, pero las dimensiones del problema son tales que solo mediante nuevos hábitos de consumo que reduzcan su uso podría aspirarse a una solución realmente efectiva.
Seguir leyendo

Los corales, cada vez más cerca de la extinción
Los corales marinos y el cambio climático son un binomio imposible. Básicamente, porque, más temprano que tarde, éste acabará con aquel a consecuencia del calentamiento global y de la consiguiente acidificación del océano.

Los expertos no cesan de advertirlo, aunque siempre se espera que estos ricos ecosistemas puedan acabar adaptándose o recuperase con el tiempo, cuidados y, sobre todo, tras una reducción de emisiones de efecto invernadero. Pero el tiempo pasa sin los necesarios avances, y la cuenta atrás del cambio climático no se detiene. Resultado: la situación no mejora, es decir, la degradación de los océanos sigue avanzando y, con ella, el declive de los corales.

Como es bien sabido, los corales son claves en el ecosistema marino. Podemos definirlas como el equivalente oceánico a las selvas amazónicas, cuyo equilibrio, así pues, supone la conservación de una rica biodiversidad. Su deterioro y extinción, por su parte, implica justo lo contrario.

Es decir, cuando los corales mueren, con ellos lo hace todo un ecosistema: fauna y flora, o sea, plantas y animales que encuentran en estos hábitats alimento y refugio.

Los corales, cada vez más cerca de la extinción
Su desaparición, por lo tanto, puede llevar al colapso de ecosistemas enteros. La Gran Barrera de coral australiana, el Triángulo del Coral entre Indonesia, Malasia y Filipinas, así como la región del Caribe, son puntos del planeta especialmente vulnerables.

La amenaza del cambio climático

En estos enclaves encontramos la mayoría de las especies de coral amenazadas, si bien la acidificación del océano es un problema global que provoca el fenómeno de la decoloración de los corales, un problema latente o manifiesto, que les afecta en mayor o menor medida.

No olvidemos que la acidificación de los océanos es un proceso que está acelerándose con la emisión de gases de efecto invernadero. De forma natural, dentro del ciclo del carbono, el océano actúa como sumidero disolviendo el CO2 de la atmósfera en sus aguas, lo cual provoca un aumento de su acidez, puesto que la concentración de este gas de efecto invernadero también aumenta.

Los corales, cada vez más cerca de la extinción
En último término, esta mayor acidez desencadena una serie de consecuencias que acaban dejando a los corales sin una de sus principales fuentes de alimento, unas algas microscópicas que viven en el mismo tejido del coral.

Son estas algas simbióticas las que, como resultado del aumento de las temperaturas, se separan de ellas, dejándolas sin nutrientes y también sin su característico aspecto colorido.

Un negro futuro

Las previsiones de futuro son pesimistas. Según se deriva de la documentación del Quinto Informe de Evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), el 74 por ciento de los corales estarán blanqueados para el 2045, según un artículo publicado en la revista Nature Climate Change.

Los corales, cada vez más cerca de la extinción
Se trata, por lo tanto, de un blanqueamiento masivo que, sin embargo, no es sinónimo de muerte de estos valiosísimos parajes naturales.
Seguir leyendo

Mujeres actuales que luchan a favor de la protección del medioambiente

Con ocasión del Día Internacional de la Mujer (que fue el pasado 8 de marzo), queremos rendir homenaje a todas esas mujeres trabajadoras y luchadoras y lo hacemos recordando una lista de algunas de las que han han peleado por preservar el planeta y por hacer del mundo un lugar mejor. 

La lista sería interminable porque, afortunadamente, cada vez más personas en general y mujeres en particular desarrollan proyectos, aportan ideas o luchan de una u otra manera para preservar el medio ambiente. Desde aquella celebrity que se convierte en un ejemplo para todos sus seguidores por sus propuestas ecológicas hasta esa panadera de barrio que decide abrir una tienda cien por cien sostenible, ambas son grandes heroínas que se han dado cuenta de lo importante que es realizar esfuerzos y pararse a pensar qué hacer cómo tener un mundo más sostenible. 
Seguir leyendo

Actividades como lavar la ropa o conducir polucionan los océanos
Los microplásticos son unos plásticos microscópicos, que contaminan los océanos junto con otros de mayor tamaño, como bolsas, botellas y otros envases que, con el paso del tiempo también acaban degradándose, hasta disolverse en el agua igualmente. Se trata de la conocida como sopa de plástico, y a ella contribuyen objetos cotidianos que usamos en el día a día.

Según advierte un nuevo estudio de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN, por sus siglas en inglés), los océanos están siendo contaminados con una preocupante cantidad de microplástico, además de otros tipos de plástico que no representan un problema menor.

De seguir así, mucho antes de lo que imaginamos los mares acabarán convirtiéndose en un inmenso basurero flotante. En algunas áreas como Europa o América del Norte, de acuerdo con el trabajo, la contaminación por microplásticos es mayor que la provocada por los plásticos más grandes.

En concreto, la UICN destaca el problema que suponen los procedentes de neumáticos y textiles, sin contar otros microplásticos, como fuente de contaminación más importante que los plásticos visibles a simple vista.

Un tercio de la sopla de plástico

Para hacernos una idea de lo dañino que puede ser este plástico para los ecosistemas marinos, la UICN explica que las partículas invisibles de productos tan comunes como son la ropa sintética y los neumáticos para automóviles suponen un tercio del microplástico que contamina los océanos.

Actividades como lavar la ropa o conducir polucionan los océanos
Así lo concluye el informe realizado por este grupo conservacionista, cuyo objetivo es concienciar sobre este tipo de contaminación, en la que normalmente no se suele poner el foco.

Ser ajenos a esta realidad es sinónimo de agravamiento de la situación. Por el contrario, actuar puede hacer una gran diferencia. Desde UICN se hace un llamamiento a la población para poner freno a esta situación.

La necesidad de actuar: fabricantes y consumidores

Solo si los consumidores reaccionan, y lo hacen a tiempo, se podrá detener esta masiva contaminación que no cesa para así salvar los ecosistemas, al tiempo que preservamos la salud humana.

Actividades como lavar la ropa o conducir polucionan los océanos
“Nuestras actividades diarias como lavar la ropa y conducir contribuyen significativamente a aumentar una contaminación que asfixia nuestros océanos, con efectos potencialmente desastrosos”, dice Inger Andersen, director de la UICN.
Seguir leyendo

Descubre cuáles son los países más tóxicos del planeta
La contaminación atmosférica es un problema global, que afecta de forma desigual a las distintas regiones del planeta. ¿Qué países ocupan las posiciones más elevadas del ranking, siendo especialmente tóxicos? Un nuevo mapa de The Eco Experts hace luz al respecto.

Las imágenes que acompañan este post pertenecen a este estudio, a partir del cual se han realizado mapas que nos indica cuáles son los países más tóxicos del mundo. Si quieres descubrir lo que respiras, busca tu país en el primer mapa, quizá te sorprenda, o puede que ocurra todo lo contrario.

Para su realización se ha trabajado con datos externos relativos a la mortandad ocasionada por la contaminación del aire y las emisiones de CO2. En concreto, los datos de la investigación proceden de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

Descubre cuáles son los países más tóxicos del planeta
Yendo a aspectos técnicos, además de la contaminación del aire, para la clasificación entraron en juego otros factores. Es su suma el que actúa de tamiz para ofrecer los resultados que se ven en el mapa.

Entre otros, se tuvo en cuenta qué datos tenía cada país en cuestiones clave como la producción de energía verde, el consumo de energía y las emisiones de CO2 por combustión de combustible, ambos factores según sus cifras per cápita, así como las muertes por contaminación del aire que se producen por cada 100.00 habitantes.

Los países más tóxicos

El estudio ha incluido en la lista a 135 países por lo que quedan fuera más de medio centenar, ya que en el mundo hay 198 países distribuidos en los cinco continentes, pero aún así ofrece datos tremendamente representativos del problema que sufre la humanidad.

Descubre cuáles son los países más tóxicos del planeta
De esos 135 países, los que encabezan la lista son potencias petroleras y productoras de gas, por lo general con escasa inversión en renovables. Básicamente, aquellos más ricos en petróleo. En efecto, algunos de ellos se encuentran también entre los países más ricos del mundo.
Seguir leyendo

Cómo calcular nuestra huella de carbono
Seguramente has oído hablar de la huella de carbono. Llamamos así al número de emisiones de dióxido de carbono (CO2) y otros gases de efecto invernadero que una persona, empresa, evento, servicio o producto envía a la atmósfera, tanto de manera directa o indirecta. Aunque se la llame “carbono” de forma genérica, esta huella también mide otras emisiones como el metano, óxido de nitrógeno… etc.

Cada persona, según sus comportamientos o hábitos más o menos ecológicos, envía a la atmósfera una cantidad de gases diferente. Quizá te has preguntado alguna vez cuál es la tuya y, tras leer este post, sabrás cómo medirla. Conocer la huella de carbono individual (o de tu empresa) es muy útil porque nos permitirá concienciarnos de lo que nuestros hábitos suponen para el Planeta y, sobre todo, nos animará a intentar reducirla (y compensarla). Además, así sabrás cómo de ecológicos son tus comportamientos porque adquirirás unos índices de comparación (en tu país, en tu continente, etc). Seguir leyendo