Ceaucescu ‘deportó’ a osos rumanos a Bulgaria para la caza