China mejorará la legislación ambiental
China está intentando reaccionar ante la fuerte contaminación ambiental que padece. Lo hace invirtiendo más en energías verdes desde ya, pero también intentando mejorar la legislación sobre protección ambiental.

En los planes presentados esta semana para invertir en energías limpias nada se hace contra la industria del carbón, una de las principales fuentes de contaminación, pero sí se va avanzando en otros sectores, que no es poco.

Uno de ellos es la atención que han recibido los asuntos medioambientales, que será tema a tratar en la XII Asamblea Popular Nacional (APN), desde la que, desde el 5 de marzo, se está respondiendo “positivamente” a las mayores preocupaciones ambientales de la ciudadanía.

Revisar y mejorar las leyes

El punto fuerte de la actuación será la revisión y mejora que el máximo órgano legislativo de China realizará de dos leyes fundamentales en este área, como son la Ley de Prevención y Tratamiento de la Contaminación del Aire y la Ley de Protección Ambiental, según fuentes oficiales.

También prevé la supervisión y el control de la aplicación de la ley, intentando enmendar el problema de siempre, que la normativa ambiental acabe siendo papel mojado en tantas ocasiones. Igualmente, se quiere tener más en cuenta todo esfuerzo ambiental para tener en cuenta sus resultados a la hora de valorar la política local.

China mejorará la legislación ambiental
Del mismo modo, en esta ocasión sí se afronta otra de las principales fuentes contaminantes, las emisiones de los vehículos. A diferencia de la ausencia de medidas contra el carbón, del que depende el crecimiento del país, sí se han anunciado controles de los contaminantes y emisiones de los vehículos.

Otro de los aspectos a abordar por las normas ambientales sería focalizarse mucho más en la protección del entorno y menos en la gestión de los recursos individuales, como ocurre hasta la fecha. Sin duda, una gran tarea pendiente.