China se ha convertido en el gran problema ambiental del planeta