Ciclones tropicales: qué son y cómo se forman

Ciclones tropicales: qué son y cómo se forman

Los ciclones tropicales son, sin duda alguna, una gran amenaza, tanto para los bienes materiales como para la vida. Son muchos los peligros que conllevan, como las inundaciones, mareas de tempestad, vientos extremadamente fuertes, rayos, tornados, etc.

Desde EcologíaVerde queremos contarte todo acerca de este enérgico y peligroso fenómeno. Te hablaremos sobre qué son y cómo se forman los ciclones tropicales, sobre sus consecuencias, su predicción y muchas cuestiones más. Si quieres descubrirlo, no te pierdas este entretenido y completo artículo sobre los ciclones tropicales: qué son y cómo se forman.

Qué son los ciclones tropicales y sus características

Comenzamos este artículo con la definición de ciclón tropical. Un ciclón tropical se trata de una tormenta que se produce en los océanos de las regiones tropicales, es decir, aproximadamente entre los trópicos de Cáncer y Capricornio.

Algunas de las características de los ciclones tropicales que podemos destacar son:

  • Su estructura característica es la de una borrasca circular y presentan una rotación rápida.
  • En su centro hay un sistema de baja presión atmosférica: inferior a los 950 hectopascales, al que se le conoce como "ojo".
  • En dicho "ojo" la situación meteorológica es tranquila: por lo general, no se presentan nubes y hay calma.
  • El diámetro del "ojo" oscila entre 10 y 50 kilómetros: rodeándolo, hay una pared hacia la cual las nubes se van desplazando en espiral.
  • El diámetro de un ciclón tropical suele estar entre 200 y 500 kilómetros: si bien puede llegar hasta los 1.000 kilómetros. Aún así, es unas tres veces menos que las borrascas de latitudes medias.
  • El viento sopla en sentido contrario: es decir, antihorario (hacia la izquierda) en el hemisferio norte y en sentido horario (hacia la derecha) en el hemisferio sur.
  • Pueden dirigirse hacia cualquier dirección: si bien lo más usual es hacia el oeste y también hacia el polo.

Finalmente, podemos decir que los ciclones tropicales también se caracterizan por presentar fuertes vientos, cuantiosas precipitaciones, grandes olas y abundantes tormentas eléctricas.

Clasificación de los ciclones tropicales

La clasificación de los ciclones tropicales podemos dividirla en distintas categorías según las características. Para empezar, dependiendo de la velocidad que alcancen los vientos máximos de manera sostenida, podemos encontrar tres tipos de ciclones tropicales:

  • Depresión tropical: cuando la velocidad del viento es menor de 63 Km/h.
  • Tormenta tropical: cuando la velocidad del viento supera los 63 km/h.
  • Huracán: cuando la velocidad supera los 120 km/h (se han llegado a superar los 500 km/h). No dudes en echarle un vistazo al siguiente artículo de EcologíaVerde sobre Qué es un huracán y cómo se forma.

La zona dentro del ciclón tropical en la que los vientos tienen fuerza de huracán suele alcanzar un radio de unos 80 km. Externamente a esa zona la intensidad va disminuyendo. Por otro lado, conviene aclarar que los huracanes reciben diferentes nombres en función del lugar donde se producen (siendo en todo caso el mismo fenómeno meteorológico), estos nombres son:

  • Tifón: en el Pacífico Norte occidental. Descubre cuál es la Diferencia entre huracán y tifón, a continuación.
  • Ciclón: en el Mar Arábigo y en la Bahía de Bengala.
  • Ciclón tropical severo: en el sureste del Océano Índico y el suroeste del Pacífico.
  • Ciclón tropical: en el suroeste del Océano Índico.
  • Huracán: en el Atlántico Norte, en el Mar Caribe, Golfo de México, Océano Pacífico Norte oriental y central.

Por último, podemos clasificar a los huracanes en función de la escala de Saffir-Simpson, la cual establece 5 categorías en función de la velocidad que alcanza el viento de manera sostenida:

  • Huracanes de categoría 1: los vientos máximos sostenidos alcanzan velocidades entre 120 y 153 km/h.
  • Huracanes de categoría 2: los vientos máximos sostenidos alcanzan velocidades entre 154 y 177 km/h.
  • Huracanes de categoría 3: los vientos máximos sostenidos alcanzan velocidades entre 178 y 209 km/h.
  • Huracanes de categoría 4: los vientos máximos sostenidos alcanzan velocidades entre 210 y 249 km/h.
  • Huracanes de categoría 5: los vientos máximos sostenidos que superan los 249 km/h.

Cómo se forman los ciclones tropicales

Continuamos este artículo explicando cómo se forman los ciclones tropicales. Para que un ciclón tropical se pueda originar se necesitan varios requisitos que den lugar a una depresión o sistema de bajas presiones:

  • El agua de la superficie del océano ha de ser superior a unos 26-27 ºC: para facilitar el aporte de calor y humedad, la inestabilidad y la convección.
  • Se requieren condiciones de temperatura, humedad y presión atmosférica uniformes en una región extensa.
  • Se precisa que haya convergencia de aire en superficie: es decir, que el aire confluya hacia una zona y se concentre.
  • Ha de haber divergencia de aire en altura: es decir, que el aire se aleje desde una zona central hacia el exterior.
  • Se necesitan latitudes superiores a los 5º: ya que el parámetro de Coriolis se vuelve casi nulo cerca del ecuador terrestre.

Además, la formación de un ciclón tropical consta de varias etapas, las cuales te explicamos en el siguiente apartado.

Las 3 fases de los ciclones tropicales

La formación de este fenómeno meteorológico consta de 3 etapas. Te detallamos a continuación cuáles son las 3 fases de los ciclones tropicales.

Inicio del ciclón tropical

Primero, el ciclón se inicia con una perturbación de tipo ondulatorio:

  • Los vientos del este, llamados también vientos alisios, se desplazan: acompañados de bajas presiones con forma de ondas.
  • Esta perturbación va creciendo y alcanza las fases de depresión tropical y tormenta tropical: cabe recordar que estas fases son en función de la velocidad del viento.
  • El viento es moderado: la lluvia y las nubes no presentan una organización muy definida.

Después, el viento supera los 120 Km/h (pasando a considerarse huracán):

  • Se forma un sistema de nubes que se organizan en bandas de espirales.
  • Hay una constante aportación de calor y aire húmedo que se traduce en energía de movimiento.

Madurez del ciclón tropical

Ya en la fase de madurez, tienen lugar los siguientes acontecimientos:

  • El ciclón crece rápidamente y toma una forma circular.
  • Dentro del vórtice o centro del ciclón se forma el ojo de la tormenta: una zona tranquila como comentábamos con anterioridad.
  • Hay vientos de gran velocidad: debido a la inmensa diferencia de presión entre el interior del ciclón y la periferia.
  • Rodeando al ojo del ciclón, se forman las nubes de tormenta denominadas cumulonimbos: seguidamente se forman nimbostratos, altoestratos y cirrostratos de forma sucesiva y hacia los bordes.

Decadencia del ciclón tropical

Por último, el ciclón tropical entra en la fase de decadencia. Veamos qué sucede:

  • El ciclón formado puede perdurar aproximadamente una semana.
  • Se mueve en distintas direcciones: de oeste o noroeste en el caso del hemisferio norte y en dirección sureste en el hemisferio sur, con velocidades que no superan los 25 km/h.
  • Cuando llegan a los continentes, desaparecen: ya que se interrumpe la aportación de aire húmedo y cálido.
  • Lo mismo sucede cuando se mueve hacia un océano frío: cuando llega a una latitud de 20º o 30º grados y se transforma en una depresión o borrasca típica de las latitudes medias.

Consecuencias de los ciclones tropicales

¿Te preguntas cuáles son los efectos de los ciclones tropicales? Son varias las consecuencias que podemos tener, las más importantes son:

  • Precipitaciones intensas: el nivel de los ríos asciende y se pueden originar inundaciones en zonas de planicie.
  • Marea de tempestad y oleaje alto: el mar penetra en las zonas costeras con olas de más de 6 metros, lo que también se traduce en inundaciones.
  • Vientos fuertes: un viento extremadamente fuerte que puede derribar árboles, postes de energía eléctrica, etc. Incluso pueden llegar a desprender el tejado y techo de las casas.

No obstante, los impactos de un ciclón tropical no sólo depende de estos factores, sino también de la respuesta que la sociedad dé a este desastre natural a la hora de prevenir dichos impactos.

Se calcula que en los últimos 50 años los ciclones tropicales le han quitado la vida a casi 800.000 personas. También han causado daños materiales, los cuales se han traducido en daños económicos de casi 2 billones de dólares de los Estados Unidos.

Te dejamos el siguiente post de EcologíaVerde para que sepas Cómo prevenir los desastres naturales.

Predicción de los ciclones tropicales

La Organización Meteorológica Mundial creó un Programa de Ciclones Tropicales, en base al cual se llevan a cabo varias actividades en los diferentes centros meteorológicos especializados en ciclones tropicales. Los meteorólogos son capaces de pronosticar o predecir la evolución de los ciclones tropicales, en concreto pueden predecir:

  • Cuál va a ser la trayectoria o desplazamiento.
  • Si va a tener cambios de intensidad.
  • Cuál será el lugar donde tocará tierra y en qué momento.
  • Qué velocidad llevará en el momento que toque tierra.

Para predecir todo esto sobre los amenazadores ciclones tropicales se ayudan de:

  • Satélites.
  • Radares meteorológicos.
  • Computadoras.
  • Modelos de predicción numérica.
  • Otras tecnologías punteras y nuevas técnicas.

Con todos los datos obtenidos del monitoreo de los ciclones tropicales, se han de emitir avisos en tiempo real para que la sociedad se pueda preparar ante este fenómeno. No obstante, no siempre es fácil la predicción de los ciclones tropicales, ya que pueden sufrir cambios repentinos en su trayectoria e intensidad.

Ciclones tropicales memorables

En los 50 últimos años, 3 de los 10 desastres más nefastos del mundo fueron debidos a los ciclones tropicales. Además, las muertes provocadas por estos 3 desastrosos ciclones tropicales alcanzan el 43% de todas las muertes de esos 10 desastres en conjunto.

Cuando los ciclones tropicales alcanzan una alta intensidad, se opta por darles un nombre por motivos de seguridad pública, ya que cuando se les nombra, se favorece que la comunicación sea más eficaz ante cualquier episodio adverso de vientos fuertes, precipitaciones intensas, etc.

Los 3 ciclones tropicales más destructivos en los últimos años fueron:

  • Huracán Katrina: ocurrió en el año 2005 en Estados Unidos y fallecieron unas 2 mil personas, convirtiéndose en el ciclón más mortífero en Estados Unidos de los últimos tiempos. En daños materiales la cifra ascendió a los 125.000 millones de dólares.
  • Huracán Harvey: tuvo lugar en el año 2017 en Estados Unidos y es considerado el huracán más fuerte de Texas. Fallecieron 107 personas y los daños económicos se calcula que fueron los mismos que para el huracán Katrina.
  • Huracán María: aconteció en el año 2017 en Puerto Rico. Este ciclón tropical quitó la vida a casi 5 mil personas y tuvo daños materiales calculados en 43.000 millones de dólares.

Otros nombres de ciclones tropicales memorables, ordenados de mayor a menor intensidad son:

  • Irma.
  • Sandy.
  • Andrew.
  • Ike.
  • Iván.
  • Charley.
  • Rita.

Si deseas leer más artículos parecidos a Ciclones tropicales: qué son y cómo se forman, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Fenómenos meteorológicos.