Científicos advierten de que el aire contaminado en las ciudades hará aumentar las enfermedades respiratorias