Científicos anuncian una destrucción planetaria inminente e irreversible