Citarum, el río más contaminado del mundo