Ciudadanos de Galápagos encuentran nuevas especies
No hace falta ser un científico para ayudar en el proceso de catalogación de la biodiversidad del planeta. Cualquier persona medianamente interesada en la naturaleza puede hacerlo. Con la ayuda de libros o de la información que se puede encontrar en internet, ser un biólogo aficionado es más fácil que nunca. Así lo demuestran pescadores de las islas Galápagos, que, recientemente, hallaron una especie de pez muy extraña.

No ha sido el único descubrimiento hecho por los habitantes del archipiélago ecuatoriano. Tan importante es su labor que las autoridades han decidido reforzar esta cooperación con un programa que impulsará la ciencia ciudadana.

El pez encontrado pertenece a la familia Uranoscopidae y es una de las diez especies nuevas encontradas en la última década por los habitantes de las islas. Pescadores y guías turísticos, en sus recorridos por la zona, que están pendientes de lo que pueden encontrar.

Este pez sólo había sido visto una vez hace diez años. Vive entre los 40 y los 400 metros de profundidad. Normalmente, se esconden en el lecho marino, de ahí que sea tan difícil de ver. Aunque, en realidad, se oculta para cazar a otros peces y alimentarse. Su cabeza es muy rara, plana y ancha, las mandíbulas son redondas y el cuerpo alargado. Los pescadores que lo capturaron quedaron asombrados por su extraña forma, por lo que lo llevaron a la Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG). Allí, los científicos lo estudiaron.

Ciudadanos de Galápagos encuentran nuevas especies
La DPGN va a realizar estudios y elaborar un informe que incluya la ubicación de la captura, el hábitat de la especie, así como su alimentación, sus costumbres y la importancia de dicho pez en el equilibrio del ecosistema marino.

Cuatro nuevas especies de tiburones

En los últimos diez años, los habitantes de las Galápagos han encontrado cuatro especies nuevas de tiburones (Mustelus albipinnis, Bythaelurus geddingsi, Centrophorus squamosus y Odontaspsis ferox). Algunos ejemplares fueron capturados a quinientos metros de profundidad.

El Parque Nacional Galápagos va a lanzar un programa formativo llamado “Ciencia Ciudadana”. Se enseñarán protocolos, procedimientos y disposiciones para que la población siga contribuyendo con estos descubrimientos y ayude a la ciencia.