Cobre, ratas, chabolas y niños