Compartir

Cómo cuidar plantas de interior en invierno

 
Por Enrique Arriols, Periodista especializado en ecología y medio ambiente. 14 febrero 2018
Cómo cuidar plantas de interior en invierno

A pesar de lo que pueda parecer, las plantas de interior necesitan más cuidados en invierno que en verano. Esto se debe a que, aunque las condiciones del interior de una vivienda aparentemente son mejores que el frío clima invernal, algunas acciones que llevamos a cabo de manera cotidiana durante los meses de frío pueden llegar a poner en entredicho la supervivencia de algunas plantas, incluso de las más resistentes. Si quieres conocer cómo cuidar las plantas de interior en invierno, sigue leyendo EcologíaVerde y te damos una serie de consejos que te ayudarán a hacer que tus plantas de interior sobrevivan sin problema.

También te puede interesar: Cómo cuidar plantas de interior en verano

Proteger las plantas en invierno: el frío y la calefacción

Lo primero que hay que tener en cuenta cuando se trata de los cuidados de cualquier planta durante el invierno es el frío. Evidentemente, las plantas de exterior son las que más van a sufrir los meses de invierno a causa del frío. No obstante, aunque el exterior suela ser más frío que el interior, esto no siempre es así.

Por ello, es fundamental asegurarse de que la temperatura media de la vivienda no descienda en exceso, especialmente por la noche, cuando la mayoría de las calefacciones están apagadas. Además, si se trata de una segunda residencia, habrá que tener en cuenta que las temperaturas que se alcanzan en estos casos cuando la vivienda está sin habitar pueden llegar a ser más frías incluso que las que se alcanzan en el exterior, por lo que lo mejor será transportar las plantas de interior a la residencia habitual.

Sin embargo, a pesar de que el frío sea el protagonista durante los meses de invierno, no podemos olvidarnos de que el principal enemigo de las plantas de interior en muchos casos es la propia calefacción. La calefacción va a presentar un problema doble, por un lado aumenta la temperatura en exceso y, por otro, reseca el ambiente.

Para proteger las plantas de interior de la calefacción, lo mejor será bajar el termostato a una temperatura estándar que no supere los 21 ºC. Además, también será importante humedecer el ambiente. Para ello, se puede optar por:

  • Colocar algunos recipientes con agua en los radiadores.
  • Pulverizar agua en las hojas de las plantas una vez al día.
  • Otro de los aspectos fundamentales que habrá que tener en cuenta cuando se trata de proteger las plantas de la calefacción será colocarlas lejos de los radiadores, ya que el calor directo puede ser mortal para mucha de ellas.
Cómo cuidar plantas de interior en invierno - Proteger las plantas en invierno: el frío y la calefacción

Cómo cuidar plantas de interior mediante el riego

Por otro lado, en invierno va a ser necesario controlar el riego igual que en verano e incluso con más cuidado. En verano lo más recomendable será ser generosos con el agua. Sin embargo, en el invierno, es importante que la tierra de las plantas esté húmeda, pero nunca en exceso, ya que podrá conllevar la aparición de hongos o la putrefacción de las raíces. Para ello, habrá que controlar el riego, lo que requerirá que sea un riego perfectamente equilibrado entre la evaporación propiciada por la calefacción y el exceso de humedad propiciado por las temperaturas bajas y la humedad exterior.

Para ello, lo mejor será espaciar los riegos (adaptándolos a cada tipo de planta). Además, será fundamental tocar la superficie de la tierra con un dedo para comprobar si está demasiado seca o aún aguanta más tiempo sin ser regada y, para evitar que el agua se acumule en exceso, todas las macetas deberán contar con agujeros de drenaje en la parte inferior.

Así mismo, precisamente por las dificultades que pueden surgir a la hora de calcular correctamente el riego, así como por las temperaturas especialmente bajas, durante el invierno es más probable que aparezcan hongos en muchas de nuestras plantas de interior. Para evitarlo, habrá que espaciar los riegos y, para solucionarlo, se podrá optar por añadir canela en polvo o bicarbonato de sodio.

La canela en polvo es un fungicida natural sencillo de obtener, ya que la mayoría de las personas cuenta con ella en su especiero. Para usarla, bastará con esparcir una pequeña cantidad por la superficie de la tierra o las zonas afectadas. En el caso de que los hongos aparezcan en las hojas, se podrán pulverizar con una mezcla de un litro de agua y una cucharada de bicarbonato de sodio, que servirá tanto para las hojas como para la tierra de la planta.

El mejor sitio es cerca de la ventana, pero con cuidado

Otro aspecto que habrá que tener en cuenta a la hora de cuidar las plantas de interior en invierno será que las horas de luz y la intensidad de la misma será menor. Por lo tanto, es muy importante que las plantas estén situadas cerca de las ventanas para que obtengan la mayor cantidad de luz posible. No obstante, cuando lo hagamos, también deberemos tener cuidado de no hacerlo cerca de los radiadores, que, por lo general, se suelen colocar también en las ventanas ya que constituyen los puntos de fuga de calor más importantes de una casa.

Además, otro elemento importante que tendremos que tener en cuenta a la hora de cuidar las plantas de interior en general, y en invierno especialmente, será no estresarlas cambiándolas demasiado de sitio. Muchas personas suelen meterlas en casa durante la noche y sacarlas al exterior durante el día para que aprovechen al máximo la luz. A pesar de ello, esto puede ser contraproducente, ya que los cambios de temperatura serán más extremos, lo que puede debilitar a la planta más que la propia falta de luz, por lo que lo mejor será encontrar un sitio:

  • En el interior.
  • Cerca de la ventana.
  • Con luz suficiente.
  • Lejos de cualquier radiador.
  • Dejarlas ahí de forma permanente.
Cómo cuidar plantas de interior en invierno - El mejor sitio es cerca de la ventana, pero con cuidado

Cuidados adaptados a cada especie

Finalmente, otro aspecto que no podemos pasar por alto es que cada especie de planta requerirá de una serie de cuidados propios dependiendo de sus características particulares. De este modo, además de tener en cuenta todos los consejos mencionados con anterioridad, también será importante que nos informemos de los cuidados específicos que va a necesitar cada tipo de planta que tengamos en casa.

Es importante tener en cuenta que algunas plantas necesitarán más riegos que otras, que algunas pueden necesitar más luz o menos, así como que algunas entrarán en estado de hibernación durante los meses fríos y otras no. Por todo ello, es fundamental que adaptemos los cuidados generales a cada caso específico. De esta forma, podremos estar seguros de que nuestras plantas de interior sobrevivirán al invierno sin problema.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cuidar plantas de interior en invierno, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Plantas de interior.

Escribir comentario sobre Cómo cuidar plantas de interior en invierno

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo cuidar plantas de interior en invierno
1 de 3
Cómo cuidar plantas de interior en invierno

Volver arriba