Compartir

Cómo hacer jabón de lavanda con aceite reciclado

Cómo hacer jabón de lavanda con aceite reciclado

Actualmente hay una demanda creciente de gente que, ya sea por motivos económicos o por motivos ecológicos, decido dejar de comprar productos de higiene personal y lanzarse a hacerlos ellos mismos. Esto, no solo permite ahorrar algo de dinero, sino que se convierte en una fantástica tarea creativa y permite personalizar al gusto productos como jabones o lociones.

El problema es que muchas de estas soluciones pasan por el uso de la sosa cáustica, un elemento que puede ser dañino tanto para el medio ambiente como para la piel. Este elemento se puede sustituir por otros productos naturales que traen excelentes resultados y son respetuosos con el planeta. Es por eso que en el siguiente artículo de EcologíaVerde queremos enseñarte a hacerlo. ¡Sigue leyendo es siguiente artículo sobre cómo hacer jabón de lavanda con aceite reciclado y coméntanos tu experiencia!

Propiedades del jabón de lavanda

La lavanda es una gran opción como jabón casero, puesto que es una planta con enormes propiedades medicinales, además de una grandísima fragancia y un color precioso. Si hacemos este jabón lo podemos utilizar para muchas cosas distintas, además, puede resultar ser un regalo muy original. A continuación te explicamos por qué el jabón de lavanda con aceite reciclado es una grandísima opción:

  • La lavanda es una planta capaz de relajarnos, algo ideal para un jabón.
  • Tiene capacidad antiséptica, a nivel vírico y bacteriano, razón por la cual se recomienda para la cura de cortes, dermatitis y quemaduras.
  • Tiene un grandísimo aroma.
  • Es muy suave, por lo que se puede utilizar en bebés y niños.
  • Tiene un color muy bonito.
  • Se puede utilizar, no solo para la limpieza personal, sino para aromatizar los armarios.

Cómo hacer jabón de lavanda sin sosa cáustica

El jabón casero de lavanda con aceite reciclado es una excelente alternativa para aquellos que quieren hacerse su propio jabón, reaprovechar productos y, a su vez, minimizar el impacto ambiental. Como ya hemos comentado, en esta receta no vamos a usar sosa cáustica, en su sustitución utilizaremos la saponaria (o jabonera), una planta conocida desde hace siglos por su capacidad de hacer espuma y jabón.

Además del aceite reciclado y la saponaria, los ingredientes necesarios para hacer este jabón de lavanda son los siguientes:

Ingredientes

  • 1 litro de agua.
  • 200 mililitros de aceite, preferiblemente de oliva. El aceite puede ser reciclado, no obstante, no puede ser aceite quemado.
  • 50 gramos de saponaria molida.
  • 75 gramos de aceite de lavanda.

Cómo se hace el jabón de lavanda

  1. Pon el agua a hervir y retírala del fuego una vez haya llegado al punto de ebullición.
  2. Añade la saponaria molida y tapa la olla, deja que repose durante 1 hora.
  3. Pasa el líquido por un colador y añádele el aceite reciclado y el aceite de lavanda.
  4. Remueve esa mezcla y, una vez esté uniforme, ponlo en un molde y déjalo en la nevera hasta que solidifique.
Cómo hacer jabón de lavanda con aceite reciclado - Cómo hacer jabón de lavanda sin sosa cáustica

Cómo hacer jabón casero de lavanda con glicerina

Si no tienes el tiempo, las ganas o crees que puede ser complicado, te dejamos otra alternativa más sencilla para hacer jabón casero de lavanda. Eso sí, sin usar aceite reciclado y con un producto que no se puede catalogar como ecológico.

Muchas veces confundimos lo casero con lo ecológico, sin embargo, aunque en menor medida que la sosa cáustica, la glicerina proviene de aceites y grasas animales y vegetales, por lo que para su elaboración existe un impacto medioambiental aunque no la contaminación provocada por la sosa cáustica.

El jabón que te explicaremos a continuación lo puedes hacer con casi cualquier planta aromática, no obstante, en este artículo te enseñamos a hacerlo con lavanda:

Ingredientes

  • 450 gramos de glicerina neutra, ya sea líquida o en pastillas.
  • 20 gotas de aceite de lavanda.
  • Un puñado y medio de flores secas de lavanda.

Preparación

  1. Calienta las pastillas o la glicerina líquida al baño maría hasta que coja una textura espesa.
  2. A la vez que remueves la glicerina ya líquida ves añadiendo las flores secas y el aceite esencial de lavanda.
  3. Una vez quede mezclado y con una textura uniforme ponlo en un molde.
  4. Déjalo al aire libre y, una vez baje su temperatura, ponlo en la nevera.
  5. Deja reposar el molde con el jabón en la nevera hasta que cojan una textura endurecida.
Cómo hacer jabón de lavanda con aceite reciclado - Cómo hacer jabón casero de lavanda con glicerina

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer jabón de lavanda con aceite reciclado, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Otros ecología.

Escribir comentario sobre Cómo hacer jabón de lavanda con aceite reciclado

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Su valoración:
Consuelo.
Hola, el aceite para hacer jabón para las manos de lavanda tiene que ser usado o puede ser sin usar de oliva.
Muchas gracias.
Eréndira Muciño
Hola. Si bien los ingredientes pueden tener una línea ecologica o natural, la desventaja está en que al.usar el jabón los residuos de aceite de todas maneras se vertirán al drenaje.

Cómo hacer jabón de lavanda con aceite reciclado
1 de 3
Cómo hacer jabón de lavanda con aceite reciclado

Volver arriba