Compartir

Cómo hacer un huerto urbano en casa

Por Enrique Arriols. Actualizado: 15 febrero 2018
Cómo hacer un huerto urbano en casa

Cada vez se oye más hablar de los huertos urbanos. Se trata de pequeños huertos que suministran alimentos vegetales a nivel local o, incluso, a nivel doméstico y que, por encima de todo, se caracterizan porque están ubicados en las propias ciudades o núcleos urbanos donde se consumen estos alimentos, por lo que constituyen alimentos de kilómetro 0, otra de las ventajas que presentan.

Sin embargo, hacer un huerto urbano es tan sencillo como puede parecer en un principio. No basta con lanzarse a plantar tomates y pepinos en la primera jardinera que encontremos ya que, aunque no sea complicado, sí que requiere tener unos conocimientos mínimos de agricultura, además de unas condiciones e infraestructuras mínimas pero necesarias. Si quieres saber cómo hacer un huerto urbano en casa continua leyendo EcologíaVerde y te lo contamos.

También te puede interesar: Cultivar setas en casa

La luz adecuada para hacer un huerto urbano

A la hora de hacer un huerto urbano, lo más complicado de conseguir no suele ser la tierra, sino la luz. La tierra se puede lograr colocando macetas o espacios acondicionados para ello. Sin embargo, la luz va a ser el factor más importante a tener en cuenta cuando se trata de hacer un huerto urbano, y más cuando es en nuestra propia casa.

El problema que presentan los huertos urbanos es que, las especies que se van a plantar, por lo general, necesitan una cantidad de luz considerable y, de hecho, lo más recomendable es que fuera luz solar directa. Esto complica las cosas a la hora de instalar un huerto urbano en casa, ya que no todas las terrazas cuentan con una orientación favorable para recibir la luz solar necesaria.

De esta forma, lo que habrá que hacer es escoger el lugar más apropiado de la casa para colocar el huerto urbano dependiendo de cuál es el lugar más soleado de la propia casa. Da igual si se trata de un balcón, una terraza o el simple alféizar de una ventana. Lo importante es que sea un espacio soleado y luminoso. Incluso, si no se cuenta con una zona muy iluminada, se podrá optar por ubicarlo en la azotea del edificio (siempre previo permiso de la comunidad de propietarios en caso de haberla).

Cómo hacer un huerto urbano en casa - La luz adecuada para hacer un huerto urbano

Escoger las plantas adecuadas para un huerto urbano en casa

Otro aspecto importante va a ser seleccionar las plantas más adecuadas al espacio y la cantidad de luz disponible. En este sentido, cuando pensamos en un huerto urbano, lo primero que nos viene a la mente son grandes tomateras creciendo felices en las terrazas de los edificios. Sin embargo, las tomateras, por ejemplo, son un tipo de cultivo que necesita bastante luz y bastante espacio para crecer. En otras palabras, que, salvo excepciones en las que se tenga una terraza amplia y soleada, no van a ser los cultivos más apropiados para plantar en la ciudad.

De este modo, antes de lanzarnos a plantar lo primero que se nos ocurra, lo mejor será seleccionar aquellos vegetales que sepamos que se adaptarán mejor a las condiciones con las que contemos en nuestro huerto urbano particular. Un buen punto de partida suelen ser las plantas aromáticas, ya que no necesitan demasiado espacio y pueden consumirse sin necesidad de esperar a que se lleve a cabo la floración y el posterior crecimiento de los frutos.

Esto no significa que tengamos que renunciar a plantar tomates o pimientos, pero sí que seamos conscientes de las posibilidades reales de nuestro huerto y escojamos las variedades vegetales que mejor se vayan a adaptar en cada caso. Si contamos con la suerte de tener un gran espacio abierto en una azotea, con unas macetas grandes y con un buen sustrato, podremos aventurarnos a plantar tomates. Pero si, por el contrario, nuestro huerto urbano se ve limitado al alféizar de una ventana en la que queremos que convivan diferentes especies vegetales, lo mejor será empezar con plantas aromáticas de crecimiento rápido.

Macetas, sustrato, abono y riego de un huerto urbano

Los demás aspectos que hay que tener en cuenta para hacer un huerto urbano en casa serán los relativos al cuidado de las propias plantas y a la infraestructura necesaria para ello. A continuación, recopilamos una serie de consejos que tendrás que tener en cuenta si quieres que tu huerto urbano sea un éxito:

Macetas

El espacio con el que cuentan los huertos urbanos es limitado, así que lo mejor es escoger macetas que tengan la forma adecuada para aprovechar al máximo el espacio disponible. En este sentido, otro elemento importante es el peso de las macetas. Aunque las macetas de cerámica o loza son más aconsejables para el cultivo, también pesan y ocupan más espacio, por lo que a la hora de hacer un huerto urbano en un espacio reducido lo mejor será decantarse por macetas de plástico.

Sustrato para un huerto urbano

Continuando con el problema del espacio, las plantas de los huertos urbanos son las mismas que crecen en el campo, pero con la diferencia de que aquí la tierra está muy limitada. De este modo, es importante que adquieras un sustrato a base de tierra rica y adaptada a cada tipo de cultivo.

Abono para el huerto

La misma limitación del espacio hace que estos huertos necesiten ser abonados con cierta periodicidad (según el tipo de especie de planta en cada caso). Sin embargo, un exceso de abono también puede ser negativo para el crecimiento correcto. Para asegurarse de que el abono es el adecuado, lo más recomendable es hacer abono en casa con los restos de los vegetales que desechamos de la comida. La mejor manera será ir guardando las sobras de los vegetales (pieles de patata, corazones de manzana, tallos de brócoli, etc.) en un tupper en el congelador y, una vez a la semana, hervir todos estos restos de comida y usarlos como agua de riego (antes de regar, asegúrate de que el caldo de verduras se ha templado o destruirás tu huerto urbano en un abrir y cerrar de ojos).

Riego de un huerto urbano

El riego deberá ser el acorde a cada tipo de planta que tengamos. En el caso de los huertos urbanos, lo más habitual es pecar de exceso de riego más que de falta. Es importante que las macetas cuenten con un drenaje adecuado que evite que la tierra se encharque. De hecho, esa misma agua sobrante podrás usarla para regar el resto de plantas, así que no la desperdicies.

Usa una libreta

Aunque pienses que te acuerdas perfectamente de los días que has regado y de los días que has abonado, salvo que tengas una memoria prodigiosa, lo más seguro es que se te olvide alguna vez. Para evitarlo, lo mejor es que tengas una libreta y vayas apuntado los cuidados de cada planta de tu huerto urbano. De esta forma, evitarás regar y abonar de más o de menos, y podrás apuntar notas sobre el ritmo de crecimiento de cada planta, así como los días de recolección, lo que te permitirá identificar los biorritmos de cada planta y la frecuencia con la que poder realizar cada recolecta.

Cómo hacer un huerto urbano en casa - Macetas, sustrato, abono y riego de un huerto urbano

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer un huerto urbano en casa, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Cómo hacer un huerto urbano en casa

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Nidia Torrisi
Quiero recibir publicaciones nuevas en mi correo electrónico.

Cómo hacer un huerto urbano en casa
1 de 3
Cómo hacer un huerto urbano en casa

Volver arriba