Cómo prevenir los incendios forestales

Cómo prevenir los incendios forestales

Los incendios forestales son uno de los peores enemigos que enfrenta el territorio natural de muchos países cada vez que llegan los meses cálidos. Por ejemplo, solo en España en el 2019 se perdieron por culpa de los incendios forestales casi 58.000 hectáreas. Otros casos actuales que han sido devastadores son los incendios en la zona del Amazonas y los incendios de Australia. Y aunque la actuación de los equipos de emergencias y los voluntarios es tan necesaria como encomiable, la forma más efectiva de luchar contra estos desastres es, de lejos, la educación y la prevención.

Si quieres aprender más acerca de cómo prevenir los incendios forestales, sigue leyéndonos en este interesante artículo de EcologíaVerde.

Incendios forestales: causas

Hay diferentes factores que pueden provocar incendios forestales. Para poder prevenirlos adecuadamente, se hace necesario distinguir entre las posibles causas de los incendios forestales que son naturales y las que están directamente relacionadas con los humanos:

Causas naturales

Con la llegada del calor y la sequía, las plantas se ven incapaces de mantener niveles adecuados de humedad y empiezan a secarse, liberando etileno, un compuesto altamente inflamable. Esto hace que cualquier chispa en el entorno pueda provocar un gran incendio, y cosas como la caída de un rayo son más que suficientes. También son por causas naturales los incendios provocados por volcanes, terremotos, o incluso aquellos provocados por la concentración de la luz al atravesar ciertos minerales, que hacen efecto lupa.

Sin embargo, los incendios naturales son mínimos si los comparamos con los provocados por la mano del hombre. En España, solo un 5% de los incendios son provocados por causas naturales.

Causas antropogénicas

O, dicho de forma más sencilla, por la mano del hombre. Son mucho más probables en las zonas donde la actividad humana se encuentra cerca de las grandes masas forestales, es decir, en las zonas de interfaz urbano-forestal. Se distinguen varios tipos aquí:

  • Accidentales: sobrecargas eléctricas, cables caídos, accidentes de maquinaria forestal o agrícola e incluso provocados por la munición de cazadores.
  • Por negligencia: son muy comunes, y están provocados por descuidos humanos fruto de la mala educación o la falta de concienciación. Los provocan prácticas agrarias mal efectuadas como la quema de rastrojos, o los descuidos con colillas, hogueras u otras fuentes de calor por parte de gente en el entorno. También entran aquí los vertederos ilegales.
  • Intencionados: estos son los provocados por intereses económicos o por personas con patologías de algún tipo que las empujan a ello. Casi la mitad de los incendios forestales en el mundo son provocados de forma intencionada por el hombre.

Te recomendamos aprender más sobre ello con este otro post sobre Qué son los incendios forestales y cómo se producen.

Cómo prevenir los incendios forestales - consejos y medidas

Hay algunas medidas básicas que se deben respetar siempre para ayudar a evitar estos incendios. Aquí dejamos algunos consejos y medidas para prevenir los incendios forestales:

  • No hacer fuego en temporada de riesgo: puede parecer muy evidente, pero para muchos no lo es tanto. En España, por ejemplo, esta época es entre el 1 de junio y el 1 de noviembre. Cualquier fuente de calor o chispa en estos meses puede ser desastrosa.
  • No dejar residuos: en terreno forestal, cualquier cristal u objeto que actúe como lupa, o cualquier material combustible, puede ser igualmente fatal. Por supuesto, fumar en estos entornos debería evitarse siempre, y nunca deben arrojarse colillas al suelo o desde el coche por la ventanilla.
  • Tener un plan de prevención y actuación: los vecinos de zonas con riesgo de incendio forestal deben estar especialmente concienciados y preparados. No hacer barbacoas en los días de viento, no tener setos o vegetación especialmente combustible en el jardín e incluso contar con hidrantes y depósitos de agua cada cierta distancia.
  • No aparcar los vehículos en cualquier parte del bosque: el tubo de escape es fuente de calor y chispas. No se debe aparcar o circular más que en zonas habilitadas para ello. De forma parecida ocurre con aparatos con motor de combustión o eléctrico.
  • Avisar a las autoridades: siempre que sospechemos de que se está llevando a cabo alguna actividad inadecuada en el bosque que pueda conllevar un incendio o que ya está empezando uno, debemos acudir a las autoridades para que actúen cuanto antes y eviten que se dé el incendio o bien, puedan controlarlo y extinguirlo rápidamente.

Consecuencias de los incendios forestales

Además de las consecuencias más evidentes, que son la destrucción del hábitat de una gran cantidad de especies tanto animales como vegetales y la deforestación, el daño de un incendio forestal se extiende más allá. La pérdida de biodiversidad puede alterar ecosistemas con un alcance mayor aún que el del incendio, los grandes incendios lanzan a la atmósfera cantidades enormes de CO2, que contribuye a agravar el ya innegable y evidente calentamiento global, y el suelo se empobrece y desertifica. Además, las aguas de la zona pueden contaminarse, tanto las superficiales como las corrientes subterráneas, extendiendo el daño tanto a la naturaleza como al ser humano. Por último, la pérdida de vidas humanas, aunque menos frecuente, tampoco escapa a la lista de consecuencias, y es que muchas veces se ven afectadas viviendas o zonas pobladas, o incluso los equipos de extinción de incendios.

Estas son, en resumen, las principales consecuencias de los incendios forestales:

  • Deforestación.
  • Destrucción del hábitat.
  • Muertes.
  • Pérdida de biodiversidad.
  • Desetrificación.
  • Contaminación atmosférica.
  • Contaminación del agua.
  • Aumento del calentamiento global.

Conoce más de las Consecuencias de los incendios forestales con este otro artículo y en este vídeo de EcologíaVerde en los que encontrarás información muy útil.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo prevenir los incendios forestales, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Otros medio ambiente.

Bibliografía
  • El fuego arrasa en España casi 58.000 hectáreas, el triple que el año pasado. La voz de Galicia (2019) Mónica P. Vilar.