Compartir

Cómo reducir la contaminación en las ciudades

 
Por Ariadna García-Astillero, Bióloga. 26 septiembre 2018
Cómo reducir la contaminación en las ciudades

La contaminación de las ciudades se ha convertido en uno de los problemas ambientales más graves para el planeta. El aire de las ciudades está lleno de dióxido de carbono o C02 y otros gases que son nocivos para la salud y contribuyen al efecto invernadero. En las ciudades también se generan grandes cantidades de residuos que de no ser tratados correctamente pueden contaminar las aguas, los suelos y el aire.

Si te preocupa este problema tanto como a nosotros continúa leyendo en EcologíaVerde, porque vamos a darte una serie de consejos sobre cómo reducir la contaminación en las ciudades.

También te puede interesar: Ciudades con mayor contaminación visual

Uso del transporte público para reducir la contaminación en las ciudades

Usando el transporte público como el tren, el metro o los autobuses se reduce la cantidad de vehículos que circulan por las carreteras y se reduce la emisión de gases de efecto invernadero. Otra alternativa puede ser compartir coche, al haber más personas en un vehículo, habrá menos vehículos en la carretera.

Los distintos gases de efecto invernadero, como el óxido de nitrógeno (NO2) y las partículas respirables en suspensión (PM10), son los responsables de las llamadas “boinas” de las ciudades. Estas “boinas” se asemejan a nubes de color marrón o gris que pueden observarse sobre las ciudades. Todos estos gases son tóxicos para la salud humana. Además, reaccionan con la luz solar formando otros compuestos aún más peligrosos.

Otra ventaja del transporte público es que actualmente es más eficiente y utilizan energía eléctrica para funcionar, energía más limpia que los combustibles fósiles.

Cómo reducir la contaminación en las ciudades - Uso del transporte público para reducir la contaminación en las ciudades

Restricción del tráfico

Relacionado con lo anterior, cuando los niveles de gases contaminantes exceden los permitidos por la normativa los ayuntamientos tienen que tomar medidas para reducir los niveles de contaminación atmosférica. Algunas de esas medidas son la limitación de la velocidad o la prohibición de la circulación en el centro de la ciudad. De esta manera se obliga a las personas a compartir coche y a usar el transporte público. Ciudades como Madrid han adoptado estas medidas para reducir la contaminación atmosférica.

Por otro lado, desde los ayuntamientos y otros organismos gubernamentales se están desarrollando proyectos para instalar puntos de recarga de coches eléctricos. Ya existen muchos autobuses con esta tecnología y cada vez se ven más coches eléctricos en nuestras ciudades, por eso es necesario instalar más puntos de recarga y fomentar el uso de estos vehículos, quizás, mediante ayudas económicas .

Reciclaje para detener la contaminación en una ciudad

El reciclaje nos permite la reutilización de ciertos materiales, bien para darles el mismo uso o bien para buscarles uno nuevo. De esta forma, también se reduce la contaminación que provocan las fábricas que los producen. Los vertederos donde normalmente se acumula la basura que tiramos sin clasificar son una gran fuente de contaminación. Por un lado, los gases resultantes de la descomposición de los residuos, como el metano, son muy contaminantes y contribuyen al efecto invernadero. Por otro lado, los suelos se contaminan y esos contaminantes pueden llegar a las aguas subterráneas y aguas superficiales.

En algunas ciudades como Oslo, los autobuses funcionan con biogás producido por la descomposición de la materia orgánica que contienen las aguas residuales de la ciudad. Otras ciudades proponen el uso de los residuos orgánicos, como compost natural, para fertilizar las tierras o el calor procedente de su quema se podría utilizar como suministro de energía a las ciudades.

Además, para contribuir a la disminución de la contaminación en las ciudades es mejor evitar la compra de aquellos productos que tienen complejos procesos de reciclaje, como los plásticos. Los plásticos de un solo uso como pajitas, botellas, vasos y cubiertos de plástico o bolsas son muy fáciles de fabricar y usa, pero son difíciles de reciclar, por lo que es mejor comprarlos de materiales más duraderos y/o reciclables, y así se generarán menos residuos en las ciudades.

Por último, cabe destacar la existencia de los llamados puntos limpios donde podemos deshacernos de residuos más tóxicos y peligrosos para el medio ambiente como aceites, pilas, baterías, electrodomésticos, neumáticos y más. Así evitamos su aparición en el medio natural.

Aquí te explicamos Cómo reciclar la basura en casa para que te sea más fácil aportar tu granito de arena para reducir la contaminación en tu ciudad y en todo el planeta.

Cómo reducir la contaminación en las ciudades - Reciclaje para detener la contaminación en una ciudad

Usar energías renovables

Muchos ciudadanos han tenido la iniciativa de utilizar energías renovables en sus casas. Por ejemplo, podemos usar energías renovables como la solar instalando paneles solares podemos disponer de electricidad y agua caliente en nuestros hogares. Otra opción es que toda la energía que se consuma en la casa proceda de electricidad de esta manera no serían necesario la utilización de combustibles fósiles, como el gas natural para la cocina o la calefacción. Aquí es importante saber de dónde procede esa energía eléctrica pues no es lo mismo que provenga de centrales nucleares que de fuentes renovables como el agua, el viento o el sol.

El uso de la energía en los edificios puede reducirse mediante el aislamiento, como con ventanas de cristal doble, usando bombillas y electrodomésticos de bajo consumo o poniendo la calefacción y el aire acondicionado a temperaturas suaves. También es importante apagar y desenchufar los aparatos electrónicos cuando no estemos en casa, así como apagar la calefacción. De esta forma ahorraremos en nuestra factura de la luz y evitaremos contaminar nuestro medio ambiente (al gastar menos, se produce menos energía).

Zonas verdes en las ciudades para acabar con la contaminación

Las zonas verdes son muy importantes en las ciudades pues actúan como nuestros pulmones, intercambiando gases. Las plantas fijan el CO2 que hay en la atmósfera y liberan oxígeno, por esa razón contribuyen a la limpieza de la atmósfera y a la purificación del aire. Los ciudadanos pueden promover actuaciones para que los ayuntamientos creen estos espacios verdes.

Aquí te mostramos más sobre La importancia de las zonas verdes en las ciudades.

Cómo reducir la contaminación en las ciudades - Zonas verdes en las ciudades para acabar con la contaminación

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo reducir la contaminación en las ciudades, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Contaminación.

Escribir comentario sobre Cómo reducir la contaminación en las ciudades

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo reducir la contaminación en las ciudades
1 de 4
Cómo reducir la contaminación en las ciudades

Volver arriba